Fuera de la Cancha Radio | ‘Yo no quería ir a la Vuelta a España de 1987’: ‘Lucho’ Herrera
2930
post-template-default,single,single-post,postid-2930,single-format-standard,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

‘Yo no quería ir a la Vuelta a España de 1987’: ‘Lucho’ Herrera

‘Yo no quería ir a la Vuelta a España de 1987’: ‘Lucho’ Herrera

Luis Alberto Herrera Herrera nació hoy hace 60 años en Fusagasugá, Cundinamarca, y sigue vigente, aún se lo recuerda. Cómo no hacerlo si fue el primer ciclista del país en ganar una etapa en el Tour de Francia, en conseguir la camiseta de pepas rojas que identifica al mejor escalador de la carrera y en lograr un título en una grande: la Vuelta a España de 1987.

Su nombre está escrito en letras de oro en el libro del ciclismo colombiano, historia que comenzó a labrar cuando en el Clásico RCN despuntó ganando la etapa en el alto de La Línea, casi un año después de haberse dado a conocer, tras el título de la montaña en la Vuelta de la Juventud.

Le puede interesar: (Los colombianos que estarán en el Giro de Italia)

Lucho es un ícono, no solo en Colombia, sino en el mundo. Aún están frescas las imágenes en los ascensos del Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España en los que se consagró, carreras en las que sumó 15 participaciones.

En su hoja de vida están plasmados 32 triunfos en carreras de la Unión Ciclista Internacional (UCI), entre ellas, tres etapas en el Tour, igual número en el Giro y dos en la Vuelta. EL TIEMPO habló con él en este día tan especial. ¡Feliz cumpleaños!

¿Cuál fue el triunfo de etapa que lo marcó en su carrera?
Siempre recuerdo todas las victorias, pero la etapa del Tour de Francia en 1984, en Alpe d’Huez, fue la más sufrida. Le gané a Laurent Fignon y fue una de las jornadas en las que más me esforcé. Muy sufrida y mucho desgaste.

Era un novato…
Nosotros nos estrenábamos en el Tour, pues era mi primer año, y no conocía nada, no sabía nada. No conocía las curvas ni las carreteras como ahora se puede hacer antes de afrontar una competencia. Era todo distinto, la alimentación, las levantadas, las carreras, era complicado por todo eso.

¿Y la de Saint-Étienne en 1985, cuando se cayó?
Fue épico. Ese año andaba bien. Era el último premio de montaña, salí del grupo, les saqué menos de un minuto en el alto, estaba cerca de la meta y comencé a bajar, pero entré en unas curvas forzadas y había greda derretida, traté de no cogerla, pero no pude, por esquivarla me fui al piso, la bicicleta derrapó.

Bernard Hinault se cayó ese día y ambos fueron a la clínica…
Sí, me encontré con él, pero no hablamos, porque uno quejándose de los dolores, pues no hubo tiempo. Me ardían las heridas con el sudor, pero salimos sin ninguna fractura, eso fue lo principal, y seguimos en carrera. Me acuerdo que nos vimos, pero no hablamos nada, cada uno estaba en su curación.

Le puede interesar: (Giro de Italia 2021: el próximo reto de la temporada del ciclismo)

¿Y en esa etapa hacia Avoriaz hablaron cuando se escaparon ambos?
Le entendí que me decía que yo había ganado la montaña y que le dejara ganar la etapa. Le dije que no, que peleáramos la etapa y que embaláramos. Cuando comenzamos a subir le bajé un piñón a la bicicleta e iba a arrancar en una subida y me dijo que no, que tranquilo, que yo ganara la etapa. Nunca me confiaba de eso, sabía que tenía que embalar. Yo siempre fui rápido para acelerar en las llegadas de montaña.

¿Qué ofertas tuvo para irse al ciclismo de Europa?
Una vez me contactaron del equipo de Hinault, La Vie Claire, pero no me fui, eran las mismas condiciones que tenía en Café de Colombia y si me iba de pronto la escuadra peligraba. Yo estaba bien, no sentí la necesidad de irme, tenía todo, era el líder y por eso no me fui.

¿No le interesó la oferta económica?
Yo tenía todo acá. La oferta era muy similar a lo que yo ganaba. Me daban la opción de prepararme en Colombia y si yo firmaba me tocaba irme para Europa. Teníamos un gran equipo y pesó más el patriotismo y llevar los colores de Colombia.

Luis Herrera

Luis Herrera

Para usted, ¿es mejor entrenar acá y viajar días antes a Europa para correr?
Para una carrera como el Tour es bueno prepararse acá, viajar y competir en una o dos carreras antes de afrontar el gran reto. Los equipos ahora están en Europa, pues no los dejan que entrenen en el país acá, prefieren tenerlos allá o compitiendo en Europa. Lo ideal sería preparase acá, un mes y medio en la altura y llegar a correr, llega uno con buenos glóbulos rojos.

¿Un recuerdo especial del título de la Vuelta a España de 1987?
Yo no quería ir a esa carrera, me pidieron el favor. Me dijeron que la tomara como preparación para el Tour, que eso me servía, entonces yo acepté y fui. Siempre dije que no era el líder del equipo. Fabio Parra no fue y acepté ir a última hora. Fui sin ninguna presión de ir a disputar el título.

¿Cuándo se dio cuenta de que podía pelearla?
El día anterior a la etapa de Lagos de Covadonga vi la altimetría y la clasificación, las estudié y dije que podía ganar, me sentía bien y ese día se dio todo, atacamos, pero no creí que iba a quedar de líder.

¿Sintió la presión luego de tomar el liderato?
Ya cuando fui líder sí. Siempre nos decían que las oportunidades había que aprovecharlas y eso hice. Ya me interesé mucho más sobre la carrera y la peleamos.

¿Hubo alianzas para defender el primer puesto?
Eso es difícil. Los colombianos no éramos del agrado de los europeos, ellos no aceptaban que les ganáramos y por eso no fue así.

¿Cuál fue el corredor más difícil que enfrentó?
Fignon. De todos siempre fue el que buscaba la oportunidad para hacernos males. Atacaba en las zonas de alimentación, pero ya sabíamos y estábamos pendientes.

(Además: Umba, el colombiano líder en el Tour de Ruanda)

Me preocupa que Egan casi no ha corrido y no sé cómo va a llegar.

¿Y como persona?
Hablaba un poco de español, cruzábamos palabras, pero era una persona difícil. A veces en el lote trataba de estar cerca de él porque de pronto atacaba, no le perdía la mirada.

Del Giro, Tour y Vuelta, ¿cuál es la más difícil?
El Giro es muy duro por los finales de etapa. La montaña es alta y hace mucho frío, eso hace mucho daño. Correr lloviendo y con nieve no es fácil, sufrí mucho.

Ya viene el Giro, ¿qué espera de Egan Bernal?
Se ha preparado bien acá, lo sabe y ojalá esté en buena forma y que se haya recuperado de los dolores de espalda. Si está bien, tendrá la oportunidad de ganar el Giro porque tiene mucha montaña. Me preocupa que casi no ha corrido y no sé cómo va a llegar.

Le puede interesar: (Vlasov, Simon Yates y Nibali ya saben sus coequiperos para el Giro)

Esta vez la carrera tiene siete llegadas en alto y poca contrarreloj…
Es un lote parejo, hay poca crono y eso lo favorece, y él se defiende en ese esfuerzo. Y la montaña la tiene de aliada.

¿Qué les faltó a ustedes para ganar un Giro o un Tour?
Era duro, difícil. Llegamos a Europa como novatos, nos faltaron muchas cosas, como la experiencia. No era fácil porque los 200 ciclistas que corren el Tour llegan en forma. Se nos presentaron problemas, porque a veces uno no amanece físicamente bien y teníamos mucho por aprender.

¿Qué tipo de problemas?
Tratamos de hacer lo mejor posible, pero ellos nos llevaban ventajas. Por ejemplo, sufrimos mucho en las contrarreloj, llegamos a correr etapas de 60 kilómetros y más al reloj, ahora son de 30 km. En un Tour llegué a estar en una de 80 km.

(Siga con: Froome habla de sus opciones de ganar el Tour de Francia)

¿Nairo es el mejor ciclista colombiano de la historia?
Ha estado muy bien asesorado, en buenos equipos y ha ganado lo que ha ganado. Le fue bien en Asturias, ha hecho méritos y se merece mucho lo que ha hecho. Ojalá logre ganar más y que gane el Tour. Todavía tiene condiciones para ganar más.

¿La afición exige más de lo que pueden dar los ciclistas?
Uno como aficionado nunca está conforme. Si este año nos ganamos el Tour, pues el que viene hay que ganar la Vuelta y el Giro, y eso muchas veces no se da. Año tras años se exigen más títulos.

¿La presente es la mejor época que ha tenido el ciclismo colombiano?
Sí, está década ha sido buena, se ha conseguido ganar el Tour. Me preguntaban en mi época que cuándo lo ganaría Colombia y les decía que algún día, y llegó el momento. Solo nos falta ganar un mundial, y no estamos lejos. El ciclismo colombiano ha mejorado, siempre ha estado en los primeros lugares y está en un buen momento.

Hazañas del ciclismo

En 1987, Luis Alberto Herrera Herrera se coronó campeón de la Vuelta a España, tras lograr el triunfo en una dramática etapa.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

¿Qué analiza del futuro?
Siguen saliendo ciclistas nuevos. Ese muchacho Yesid Pira se ve que tiene algo. Año tras año salen y salen y él ya firmó para irse a Europa, con solo 21 años, tiene mucho futuro.

¿Colombia debería tener un equipo en el World Tour?
Es difícil. Lo necesita, pero es complicado. Sería que una empresa privada o una multinacional fuera la patrocinadora. Sería bueno, pero montarlo cuesta mucho dinero y no es fácil.

¿Y de su cumpleaños qué nos dice?
Estamos contentos con este día tan especial y compartirlo con la afición.

¿Cuál es el trofeo más importante de su vida?
Estar hoy celebrando mis 60 años, alentado, físicamente bien, tranquilo y al lado de mi familia, que es lo más importante.

Lisandro Rengifo
Redactor de EL TIEMPO
@lisandroabel

También le recomendamos:

¡Con el pie derecho! Importante arranque del Team Medellín en Ruanda

Así le fue a Miguel Ángel López este sábado en Romandía

Nairo da su parte de victoria tras ganar en Asturias

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

× ¿Cómo puedo ayudarte?