Fuera de la Cancha Radio | Un Valencia de traca arrolla al Madrid: habrá tercer partido
5346
post-template-default,single,single-post,postid-5346,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Un Valencia de traca arrolla al Madrid: habrá tercer partido

Un Valencia de traca arrolla al Madrid: habrá tercer partido

Actualizado
08/06/2021

23:15

Habrá tercer partido en la lucha por la final de la ACB en la serie que enfrenta al Valencia Basket con el Real Madrid. Los de Jaume Ponsarnau agotaron a los blancos con una defensa asfixiante y con Martin Hermannsson y con Louis Labeyrie como líderes. El Real Madrid, que nunca llegó a ponerse por delante, vivió una noche en la que no le salió absolutamente nada y terminó desesperado (85-67).

Un cambio de identidad en el Valencia Basket. Otro más. Otra vez en la Fuente de San Luis. Después de guardarse la intensidad defensiva en los vestuarios del WiZink Center, el equipo taronja salió a ahogar al Real Madrid desde el principio. Y con Van Rossom, Vives y San Emeterio como titulares, el Valencia incomodó a su rival después del salto inicial. Tanto, que solo Carroll era capaz de agitar el casillero de puntos madridista.

Encorsetado, sin fluidez ofensiva y con puntos cayendo casi por inspiración divina, aunque el Real Madrid aguantaba las primeras acometidas valencianas (24-18). Solo la entrada de Martin Hermannsson fue capaz de empequeñecer a los de Laso. El islandés, suelto y motivado ante el joven Juan Nuñez, cambió el ritmo y lanzó a los suyos.

Hermannsson anotaba, corría e iba sumando compañeros a la batalla. Todo lo contrario ocurría en un Real Madrid sin puntos y sin acierto exterior. Y por si fuera poco, los blancos no pudieron subir su nivel físico en defensa ante los problemas de faltas. La zona tampoco funcionó ante la irrupción de Labeyrie. Los puntos solo tenían color naranja. Y la suerte, también. El triple de Hermannsson sobre la bocina de la primera parte, el mejor ejemplo (44-29).

El naranja seguiría extendiendo su color y su poderío en los primeros compases de la segunda parte. Entre alley oops y triples, la distancia llegó a ser de 19 puntos a favor del Valencia Basket. Diversión y acierto eran una combinación que ansiaba pero que no conseguía el Real Madrid. La responsabilidad de la remontada recayó en los hombros de Carroll.

Carroll era el único que parecía saltarse la negatividad del guion blanco, aunque la tarea de resucitar a todo un Real Madrid fue demasiado para un solo jugador. Pese a los intentos de Taylor de echar una mano, el Real Madrid no era capaz de bajar la barrera psicológica de los 10 puntos. Y cuando tuvo la opción, Nuñez botó en el pie de Poirier, Labeyrie convirtió un 2+1 y Rudy Fernández y Causeur ejemplificaron la falta de entendimiento madridista en la Fonteta (64-48).

Los últimos minutos solo sirvieron para que el sueño taronja y la pesadilla blanca se terminaran. También para que la diferencia local llegara a ser de 24 puntos. Con todo decidido, Pradilla y Vukcevic tuvieron su particular protagonismo en un partido en el que no hubo mucha historia. Todo se decidirá en el WiZink Center. En juego, la final.

Suscríbete a la Newsletter de Basket de MARCA y recibe en tu correo electrónico, de lunes a domingo y a primera hora de la mañana, las noticias exclusivas, entrevistas, reportajes, gráficos y vídeos que marcarán el día en la NBA, Liga Endesa, Euroliga y el resto del mundo de la canasta.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.