Fuera de la Cancha Radio | Todos los fiascos del Barça en su competición maldita
4832
post-template-default,single,single-post,postid-4832,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Todos los fiascos del Barça en su competición maldita

Todos los fiascos del Barça en su competición maldita

Colonia se une a la historia negra del Barcelona como ciudad maldita en su larguísima lista de desencuentros con la Euroliga, como antes lo fueron Ginebra (1984), Munich (1989), Zaragoza (1990), París (1991 y 1996), Tel-Aviv (1994), Roma (1997), Salónica (2000), Praga (2006), Berlín (2009), Estambul (2012), Londres (2013) y Milan (2014). Los azulgranas eran favoritos para alzarse con el título, pero no cumplieron con las expectativas y consumaron su decimocuarto fiasco en sus 16 participaciones en la Final Four, incluyendo la primera final a partido único de 1984..

El Anadolu Efes ha sido su último verdugo, como antes lo fueron Banco di Roma, Jugoplástika, Joventut, Panathinaikos, Olympiacos, Maccabi, CSKA o Real Madrid, estos en sus dos últimas participaciones antes de la Final Four de Colonia. También son muchos sus ogros en esta competición, los que ponen cara a esas decepciones. Desde Larry Wright, el primero, pasando por Toni Kukoc, Stojan Vrankovic, David Rivers, JR Holden, Ramunas Siskauskas o Sergio Rodríguez. Ahora se une a ellos Vasilije Micic y Shane Larkin, los dos diablos del Efes que les enviaron al infierno en la final.

El primer palo, ante el Banco di Roma del ‘libélula’ Larry Wright (1984)

El Barcelona se plantó en su primera final de Copa de Europa en 1984, enfrentándose al Banco di Roma a partido único en Ginebra. Los azulgranas salieron bien (8-17 con 11 puntos de Epi) y dominaron casi hasta el descanso (22-35, min 16), pero en la segunda parte las faltas de Mike Davis, Epi y Solozábal lastraron su juego y emergió la enorme figura de Larry Wright (27 puntos) para liderar la remontada y sepultar al Barça (79-73). La picadura del ‘libélula’ fue letal y junto a él destacaron Clarence Kea (9+9) y Tombolato (12+3). En el Barça no bastó Epi (31), secundado solo por Davis (10) y Starks (10+3).

Larry Wright, el 'libélula', líder del Banco di Roma y verdugo del Barcelona en la final de 1984.

Larry Wright, el ‘libélula’, líder del Banco di Roma y verdugo del Barcelona en la final de 1984.

La Jugoplastika se presenta al mundo y amarga al Barça (1989)

Cinco años después en Múnich, ya en formato de Final Four, el Barcelona sumó su segundo sinsabor ante la Jugoplastika, equipo croata plagado de jóvenes que se presentó al mundo conquistando la primera de sus tres Euroligas consecutivas y llevándose por delante al Barcelona en semifinales (87-77). Kukoc (24+5), Ivanovic (21), Radja (18+11) y Sobin (4+8) fueron los más destacados en un equipo en el que también figuraban Perasovic, Tabak o Sretenovic entre otros. El Barça se vio sorprendido por el talentoso equipo croata y Epi (16), Sibilio (15), Norris (15+8) y Jiménez (14+6) no pudieron impedirlo.

Radja coge la posición ante Norris en presencia de Ivanovic.

Radja coge la posición ante Norris en presencia de Ivanovic.

Kukoc y el ogro croata fastidian la fiesta culé en ‘casa’ (1990)

Al año siguiente el Barcelona, tras derrotar al Aris Salónica en semifinales (104-83), volvía a jugarse el título con la Jugoplastika en la Final Four de Zaragoza. Era como jugar en casa, pero por segundo año consecutivo los croatas dinamitaron la fiesta de los azulgranas, que comparecían como favoritos y volvieron a sucumbir (72-67). Kukoc (20+7), Perasovic (12), Ivanovic (12+3+3) y Savic (4+7) no dieron opción a los Norris (18+10), Wood (12+4), Epi (10+4), Ferrán Martínez (6+6) o Solozábal (5).

Kukoc, defendido por Epi.

Kukoc, defendido por Epi.

Tercera puñalada seguida de la Jugoplastika (1991)

En la Final Four de París, un año después y por tercera temporada consecutiva el Barcelona volvió a encontrarse en la final con la Jugoplastika, que ese año cambió de denominación pasando a llamarse Pop 84 de Split. Distinto nombre y ya sin Radja, Sobin ni Ivanovic, pero la misma bestia negra, que volvía a dejar a los azulgranas sin título (70-65). Esta vez los croatas ni siquiera necesitaron un partidazo de su estrella. Kukoc (8+7) no brilló, tampoco Perasovic (6). Esta vez fue Savic (27+4), que luego recalaría en el Barça, el ejecutor. Piculín Ortiz (12+12), Trumbo (12+6) y Montero (9) no bastaron en un mal partido de Epi (8) y Solozábal (7).

Savic, héroe de la final de 1991 ante el Barcelona, sujeta el trofeo junto a Kukoc.

Savic, héroe de la final de 1991 ante el Barcelona, sujeta el trofeo junto a Kukoc.

Un gran Joventut se carga a su vecino en la semifinal (1994)

Tres años después el Barça volvió a la Final Four en la edición de Tel-Aviv (1994), teniendo que enfrentarse en semifinales al Joventut. Los azulgranas, claros favoritos, sucumbieron contra pronóstico (79-65) ante una Penya en la que destacaron Tomás Jofresa (21), Villacampa (20), Thompson (12+6), Ferrán Martínez (12+8) y Mike Smith (11+11) , y que acabó ganando el título tras derrotar al Olympiacos en la final. En el Barça sólo se salvó Epi (23+4 asistencias), que vio así como volaba la que sería su última oportunidad de ganar la Euroliga antes de retirarse.

El Joventut celebra el título en la Final Four de Tel-Aviv de 1994.

El Joventut celebra el título en la Final Four de Tel-Aviv de 1994.

Un tapón ilegal de Vrankovic le impide ganar la primera (1996)

En la Final Four de París (1996) el Barcelona derrotó al Madrid en semifinales (76-66) y se plantó en la final ante el Panathinaikos, que se impuso (67-66) en un partido que pasará a la historia por el tapón ilegal del gigante Vrankovic a Montero (el balón ya había tocado el tablero) en la última jugada del partido que impidió a los azulgranas levantar su primera Euroliga. Alvertis (17), Wilkins (16+10) y Ekonomou (10+6+5) fueron los mejores de los griegos. Entre los barcelonistas los mejores fueron Karnisovas (23+8+6) y Xavi Fernández (15).

El tapón ilegal de Vrankovic a Montero que impidió al Barça ganar el título.

El tapón ilegal de Vrankovic a Montero que impidió al Barça ganar el título.

David Rivers se suma a la lista de ogros del Barcelona (1997)

Un año después el Barcelona volvió a plantarse en la final en la Final Four de Roma (1997) y por sexta vez volvió a hincar la rodilla. El Olympiacos, liderado por un enorme David Rivers (26+6+3) no le dio opción (73-58). Los azulgranas acusaron el flojo partido de Djordjevic (6+4+7) y la aportación de Karnisovas (14+4) y Jiménez (16+9) no bastó.

David Rivers, verdugo del Barcelona en la final, con el trofeo de campeón de la Euroliga de 1997

David Rivers, verdugo del Barcelona en la final, con el trofeo de campeón de la Euroliga de 1997

Huffman y el Maccabi le exprimen en semifinales (2000)

En la Final Four de Salónica (2000) el Barcelona fue arrasado en semifinales (51-65) por un Maccabi liderado por Nate Huffman (24+12) y Brisker (15), que le exprimió en defensa. Sólo Goldwire (13), Dueñas (6+8) y De la Fuente (10) rozaron el aprobado en un partido en el que decepcionaron Gurovic (5), Alston (7) y Rentzias (4). Otra oportunidad perdida de un equipo que empezaba a ver fantasmas en esta competición.

Rentizas intenta fintar el tiro con Huffman, el mejor de esa semifinal, detrás de él.

Rentizas intenta fintar el tiro con Huffman, el mejor de esa semifinal, detrás de él.

Holden y Smodis cortan las alas de al Barça en Praga (2006)

Tras conquistar el título en 2003, el Barça volvía a una Final Four en la que sumó una nuevo varapalo tras caer ante el CSKA en semifinales (84-75).Holden (19), Smodis (17+12), Papaloukas (19) y Langdon (13+5) lideraron el triunfo de los rusos (84-75). Williams (24), Thornton (15) y Navarro (10) no pudieron sostener a un Barça en el que chirriaron Basile (8), Fucka (2), Marconato (7) y Kakiouzis (5).

Holden lanza sin que Trías llegue a puntyearle en la semifinal de la Final Four de Praga 2006.

Holden lanza sin que Trías llegue a puntyearle en la semifinal de la Final Four de Praga 2006.

El CSKA de Siskauskas vuelve a amargarlo en Berlín (2009)

Tres años después el Barça volvió a la Final Four, y como en el último duelo el CSKA volvió a amargarles en semifinales (82-78). Un Siskauskas extraordinario (29), Langdon (15+6), Holden (8+5+4), Smodis (9+3), Lorbek (8) y Khryapa (9) lideraron el triunfo de los rusos. En el Barça el buen partido de Andersen (24+4+2), secundado por Lakovic (13+3+5), Navarro (13) y Santiago (9+6), fue insuficiente. Vázquez (6) e Ilyasova (2) apenas aparecieron.

Siskauskas, verdugo del Barça en semifinales de 2009, inicia un contraataque.

Siskauskas, verdugo del Barça en semifinales de 2009, inicia un contraataque.

Spanoulis y el Olympiacos neutralizan a Navarro (2012)

Tras ganar su segunda Euroliga en 2010 el Barcelona compareció en la Final Four de Estambul (2012), pero no pudo repetir éxito, Se cruzó en su camino en semifinales el Olympiacos, que con un gran Spanoulis (21+3+6) ser impuso en un duelo ajustado (68-64). Printezis (14+4), Papanikolaou (9+4) y Dorsey (8+5) complementaron al genial base para dejar sin opciones a los azulgranas, que tuvieron a Navarro (18), NDong (10+5) y Vázquez (8+7) como jugadores más destacados. Decepcionaron Mickeal (4), Lorbek (9) y Huertas (4).

Spanoulis, verdugo del Barça en semifinales de 2012, corre perseguido por Navarro.

Spanoulis, verdugo del Barça en semifinales de 2012, corre perseguido por Navarro.

El Real Madrid de Reyes y Sergio y Llull, nuevo verdugo (2013)

Un año después, en la Final Four de Londres, los azulgranas cayeron en semifinales ante el Real Madrid (67-74). Reyes (17+5) Sergio Rodríguez (12+9 asistencias) Llull (13+4) y Rudy Fernández (8+5+4) comandaron el triunfo blanco ante su eterno rival. El buen trabajo de Huertas (19+6+2) y Tomic (18+12) resultó insuficiente en un partido por el que pasaron de puntillas Lorbek (6), Navarro (9), Ingles (5) y Jasikevicius (6).

Sonrojante marcador con el que acabó la semifinal Brça-Madrid en la Final Four de Milán en 2014.

Sonrojante marcador con el que acabó la semifinal Brça-Madrid en la Final Four de Milán en 2014.

Humillados por su eterno rival (100-62) en Milán (2014)

El Barça llegó a la Final Four de Milán la temporada siguiente con ganas de desquitarse de esa derrota ante el Madrid, pero lejos de hacerlo sufrieron una de las mayores humillaciones de su eterno rival, que les aplastó en una semifinal antológica de los blancos (100-62). Sergio Rodríguez (21+6 asistencias), Mirotic (19+4), Rudy (12+4) y Llull (11+5+3) sacaron del partido a las primeras de cambio a un Barcelona que no compareción. Sólo Tomic (16+8) dio la cara para los azulgranas, con actuaciones fantasmagóricas de Oleson (8), Huertas (7), Nachbar (7), Abrines (2) y un Navarro (3), que acabó muy tocado, como todo su equipo, tras una derrota estrepitosa que ya forma parte de la galería de los horrores de su historia reciente.

Suscríbete a la Newsletter de Basket de MARCA y recibe en tu correo electrónico, de lunes a domingo y a primera hora de la mañana, las noticias exclusivas, entrevistas, reportajes, gráficos y vídeos que marcarán el día en la NBA, Liga Endesa, Euroliga y el resto del mundo de la canasta.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.