Fuera de la Cancha Radio | ¿Qué tanta falta le están haciendo a la Selección James y Falcao?
6959
post-template-default,single,single-post,postid-6959,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

¿Qué tanta falta le están haciendo a la Selección James y Falcao?

¿Qué tanta falta le están haciendo a la Selección James y Falcao?

Profe: ¿pasó la era de las glorias, de los ídolos, de James y Falcao en la Selección Colombia?

Va a depender mucho de ellos. James tiene un tema de perfil lesional muy alto. Sufrió 29 lesiones después del Mundial de Brasil. Ha estado más o menos unos 600 días sin jugar en estos 6 años. Y después, la condición futbolística. Él ha perdido tono. El fútbol cambió mucho.

¿En qué sentido?

El fútbol ahora es físico, directo, rápido, con rectas que van, vienen, marcan, corren.

¿Y James no es muy bueno en eso?

Es un muchacho técnicamente muy bien dotado, pero trotón.

(En otras noticias: Fuad Char rompe silencio sobre la no renovación de Teo)

¿A qué llama ser trotón?

Es cuando uno no corre la cancha, sino que la trota. En el fútbol ya no se puede trotar. Se juega corriendo. Y obviamente que la velocidad del atleta común y corriente es muy distinta a la velocidad del futbolista. Él tiene que adecuar su físico y yo no sé si él esté en condiciones y con ganas. Y aparte de eso, tiene que venir a sumar, como cualquiera otro. El que llegue con ínfulas de estrella, salvo que sea Messi o Cristiano Ronaldo, pues le va a costar mucho. Si él está para eso, seguramente lo van a volver a llamar.

¿Y el caso de Falcao, mi Falqui?

Es muy parecido. Falcao, por ejemplo, en el Galatasaray, de los 68 partidos que han tenido, solamente ha jugado 31. Se ha perdido más del 54 por ciento de los jugados. Es un hombre también de un perfil lesional alto, con 400 días de ausencia por 15 lesiones desde el año 2016 hasta la fecha. Estamos hablando de jugadores que no están en su plenitud física.

James está todavía muy joven. Pero a Falcao ya le marca la edad…

Sí, y tiene que acondicionarse al fútbol que se juega ahora. En el que él se destacó ya no se juega más: el fútbol del ‘10’, que ya no es más una figura imprescindible en los modelos tácticos. Los únicos que no corren, Messi no corre mucho, pero Cristiano sí, por ejemplo. Es un atleta que corre, marca, va y viene. Yo a Falcao le tengo un gran aprecio, un gran cariño, pero sí le pediría que entendiera que la bandera nuestra es amarillo, azul y rojo, en ese orden. Invertir la bandera no le queda bien a él.

James Rodríguez

James Rodríguez, jugador colombiano que no fue convocado a la Selección.

Foto:

Twitter oficial del Everton

¿Cuál cree usted que ha sido el mejor comentarista de fútbol de la historia de Colombia?

Muy difícil, porque no comparto sino con los de la actualidad. Tengo un gran respeto por dos, que son Iván Mejía y Wbeimar Muñoz. Gente que se preparó, ha estudiado y tiene conceptos.

Usted es bien polémico…

No estamos en esta profesión para decir lo que la gente quiere oír.

Y entre los jugadores-comentaristas, ¿cuál le gusta más?

Me gustan más ellos jugando. Una cosa es jugar al fútbol, y otra, entender el juego. Y muchos jugaron en una época en la que era más importante el juego como tal, lo lúdico, que lo de hoy, cuando uno le hace seguimiento a los jugadores desde el más mínimo detalle. Hace parte de un tema medianamente científico, o muy científico, que es más de juego. Una cosa es jugar bien y otra cosa es entenderlo.

¿Cuál es su alineación ideal de la historia del fútbol de Colombia?

Uuyyy, me pone en un tema muy difícil. Pero le voy a decir una cosa: la circunstancia de jugadores como el Pibe Valderrama, Faustino Asprilla, Fredy Rincón, como Falcao más joven, o Willington Ortiz o Henry Caicedo o Miguel Escobar difícil, difícil, que se vuelva a dar. Se necesita un milagro genético. Algo les falta a muchos: madurez, carácter y entender que el fútbol cambió. Ahora hay que jugar y trabajar. En 95 minutos promedio de partido, un jugador toca la pelota durante 5 minutos. ¿Qué hace en los otros 90? Trabajar. Jugar para los compañeros, para recuperar la pelota, para marcar, correr, ir y venir. Trabajar. El otro tiempo juega sin la pelota, y para eso se necesitan unas cuotas de sacrificio que el futbolista colombiano, por idiosincrasia, porque somos así, no es muy gustoso de cumplir.

¿Por qué cree que el técnico Rueda finalmente desconvocó a Falcao y a James, que mandó a decir que él estaba físicamente muy bien?

Aquí hay un conducto regular, el médico de la selección nacional. No es que si a mí me parece que estoy bien, tengo obligatoriamente que estar. Ningún jugador colombiano, óigame bien, puede decir hoy: soy titular indiscutido de la Selección. Primero, porque desde el año 2001 Colombia no gana ningún título. Además, el único jugador colombiano que juega en un equipo top del exterior, le estoy hablando de los 10 primeros del escalafón, es Cuadrado. Los demás juegan en equipos medianos, o chicos. Un jugador preseleccionado, son 50, pasa por un cedazo físico y técnico. Si hay alguna duda física, el médico de la Selección, y no mi médico, es el que determina si estoy en condiciones competitivas.

(Le sugerimos: Bolsa de jugadores: altas y bajas del fútbol colombiano)

Radamel Falcao García

Radamel Falcao García, delantero que tampoco fue convocado a la Selección.

¿Y el de la Selección Colombia consideró que no?

Él es el que manda. En segundo lugar, él venía de no jugar en el Everton. Incluso, hizo algo que no debió hacer: el equipo jugaba el último partido y se vino antes para Colombia. Yo acompaño a mis compañeros hasta el último día. No pudo jugar los últimos partidos porque estaba lesionado.

James mencionó con nombre propio a muchos jugadores de la Selección de quienes se siente superior…

Pues sí, es muy feo espectáculo que uno demerite a aquellos que hicieron grandes cosas por el fútbol colombiano. Fredy Rincón, Pibe Valderrama, Faustino Asprilla o el mismo James. Esos egos matan, que a veces son superiores a la Selección y sus equipos.

¿Clasificaremos, profe, a Catar?

Espero que sí. Pero no hay qué mirar ni para abajo, en donde está Venezuela y Bolivia, ni para arriba, en donde está Brasil y Argentina.

¿Llegaremos a la final de la Copa América? ¿Qué piensa de los que dicen que en el partido contra Uruguay se jugó bien, pero que faltó un líder? ¿Con James Rodríguez habríamos ganado sin penaltis?

Creo que con James no habríamos hecho el trabajo que hicimos. No sé por qué están pidiendo un líder. Lo que hizo Colombia fue extraordinario táctica y físicamente. Y de sacrificio. Esas cosas James no las hace. Este fue un equipo trabajador, obrero, sacrificado, que no renunció al ataque. Que defendió bien, y en el que los once jugadores se comprometieron. No creo que al equipo le haya faltado líder. Es ganas de buscarle la comba al palo. Como estábamos esperando que el equipo perdiera y no lo consiguieron, ahora le buscan cualquier cosa.

Falcao, por ejemplo, en el Galatasaray, de los 68 partidos que han tenido, solamente ha jugado 31. Se ha perdido más del 54 por ciento de los jugados

¿Por qué nos faltó gol?

Porque lamentablemente estamos, y ese sí es un error, poniendo a todos los nueves juntos. Tenemos que poner a uno solo, o a dos, Borré y otro, porque es el único que se complementa con los demás. Del resto, el equipo lo ha hecho impecable. Lo ha dicho toda la prensa internacional.

¿Los éxitos obtenidos a nivel de Selección son un acontecimiento aislado o indican que vamos por buen camino?

Ganar partidos, gana cualquiera. Los títulos son los que te consagran y los que te dan de verdad el caché. Lo que tiene Brasil, lo que tiene Argentina, son títulos del mundo.

Pregunticas cortas: ¿Pelé, Maradona o Cruyff?

Maradona.

¿Messi, Ronaldo o Neymar?

Cristiano.

¿Quién ha sido el mejor jugador del mundo en la historia?

En mi época: Diego Maradona.

¿Guardiola, Zidane o Mourinho?

Zidane.

¿Qué va a pasar con James en el Everton, con la salida de Ancelotti?

Va a llegar Benítez, con el que tuvo problemas en el Madrid. Bueno, él ha tenido problemas casi con todos los técnicos, menos con Ancelotti. Tiene dos opciones: cumplir con su contrato, pues no tiene ninguna oferta de fuera, o que le resulte lo del Milán, que es lo que busca su manejador, Jorge Mendes, y salir corriendo de la llegada de Benítez.

¿Quién es más importante, el técnico o los jugadores?

Hay técnicos que viven de los jugadores. Y jugadores que necesitan de la guía de un buen técnico. Muy complejo. No hay una proporción justa. Es como el huevo y la gallina: ¿qué fue primero?

¿Qué le espera al mundo del fútbol en un panorama poscovid? Muchas ligas y equipos de fútbol alrededor del mundo están en situación crítica. Por ejemplo, en Francia tengo entendido que todos los equipos están en venta, y el contrato de derechos televisivos se fue al piso…

La gente ya está regresando a los estadios, en la Eurocopa ya lo hemos visto. Los derechos de televisión, así digan lo contrario, siempre valen más y siempre han sido la salvación de los equipos de fútbol. Creo que el año entrante ya los equipos van a tener un poco más de fluidez y van a volver a un estado de caja parecido al del 2019.

¿Cómo se compara la Liga Betplay hoy en día con otras ligas del continente, en cuanto a nivel futbolístico y solvencia financiera?

El fútbol local ha vivido de la televisión y de la ‘esponsorización’ del patrocinador del campeonato. En Colombia no se vive del merchandising. Los equipos viven del pago de los derechos de televisión, y de una masa social que los equipos importantes tienen, como Millonarios, Nacional, América, Deportivo Cali, Junior. Unos hinchas que compran unos abonos. La gran entrada está en la participación en Copa Libertadores y Copa Sudamericana. Excepcionalmente, hubo una empresa que quiso comprar, traída por algunos dirigentes de fútbol, pero normalmente aquí los derechos internacionales no se venden, pertenecen al propietario de los derechos locales. Se quiso ampliar el espectro con esa empresa, que resultó chimba y un negocio que resultó mal; acentuado por la pandemia. Nosotros tenemos un fútbol vendedor. Tiene a dos o tres jugadores que vende a Europa. Los mejores jugadores se van para allá. Aquí jugamos un fútbol doméstico, local, casero. El fútbol nuestro no se exporta a nivel de imagen ni a nivel de televisión.

Creo que con James no habríamos hecho el trabajo que hicimos. No sé por qué están pidiendo un líder. Lo que hizo Colombia fue extraordinario táctica y físicamente. Y de sacrificio

¿Ve posible que entre inversión extranjera en el fútbol local?

Es muy difícil el tema este de los fondos de inversión, que van por botines grandes. No somos botín grande. No generamos tampoco grandes ganancias. Sostener a los jugadores es muy difícil. Tenemos unos que cobran mucha plata, para nuestro estilo de vida y para nuestro estilo competitivo y para nuestra economía.

¿Cree que existen maneras de retener el mejor talento en el fútbol local un poco más de tiempo?

Normalmente, el jugador aspira a jugar por fuera pues le van a pagar unas cifras muchísimo más altas, y con figuración mucho más importante. No creo que se les pueda retener. Hay que tratar es de que no se vayan tan jóvenes. No se puede decir que es un éxito mandar jugadores a Albania o Luxemburgo, cuando allí hay campeonatos de inferior calidad.

¿Pero Europa no es una muy buena plaza?

En Europa no todo es bueno. Hay grandes ligas, pero también hay más pequeñas que la nuestra. Ahora, vaya y convenza a los jugadores de que no es bueno irse a jugar a Ucrania, van a decir que es más importante Ucrania que Colombia.

Nos despedimos con lo que empezamos: ¿hay vida para la Selección Colombia después de James y Falcao?

Pero claro… En España, por ejemplo, hay vida después de Sergio Ramos e Iniesta. En Italia hay vida después de los grandes que se fueron. En Inglaterra, mire usted. En Francia antiguamente eran otros. Todo en la vida es generacional. Igual decíamos cuando estaban Fredy Rincón y el Pibe Valderrama, o qué vamos a hacer ahora que se vaya Asprilla… ¿Sabe dónde hay indispensables? En el cementerio… En definitiva, todos somos sustituibles y reemplazables.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.