Fuera de la Cancha Radio | Pereira, el héroe que tiene soñando a Millonarios con la estrella
5977
post-template-default,single,single-post,postid-5977,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Pereira, el héroe que tiene soñando a Millonarios con la estrella

Pereira, el héroe que tiene soñando a Millonarios con la estrella

Juan Carlos Pereira nunca se resignó, nunca pensó que la derrota estaba consumada en Ibagué, en la ida final contra Tolima. Estaba tan desbordado de confianza que cuando su compañero Jáder Valencia cayó en el área, al minuto 93, y mientras el árbitro revisaba en el VAR, él empezó a meditar cómo patear el penalti contra Montero. Tenía plena seguridad para hacerlo y no falló. Su gol tiene a Millonarios soñando con la estrella 16.

(Le puede interesar: Las medidas de seguridad para la final entre Millonarios y Tolima)

Pereira se convirtió en el héroe del primer partido de la final. Sí, Jáder fue el que entró para provocar el penalti. Sí, todo el equipo hizo un gran esfuerzo. Pero él fue el que tuvo la valentía de ir a patear un penalti cuando ya no había tiempo para más, asumiendo el rol principal porque en la cancha ya no estaban ni Uribe, ni Silva ni Arango (expulsado).

Juan Carlos Pereira

Juan Carlos Pereira.

Foto:

Dimayor

“La verdad que en esas instancias el que cobra es el que se siente con la confianza, yo la sentía. Desde que revisaban la jugada yo dije que yo lo cobraba. Cobré con determinación y gracias a Dios pude concretar ese gol que nos tiene con mucha ilusión. Ahora hay que esperar al domingo para enfrentar esa gran final”, dijo el volante al final del partido.

Pereira ni siquiera fue titular, y eso que el partido lo reclamaba. Las ausencias en defensa obligaron a Alberto Gamero a mandar a la zaga a Stiven Vega, así que en el medio se quedaron García y Mackalister.

Millos sufría y Pereira desesperaba en el banco. Arrancando el segundo tiempo, Gamero lo envió a la cancha, y Pereira hizo lo suyo: marcar, destruir, dar equilibrio, tapar la grieta que tenía el equipo. Con él en la cancha, sostener el 1-0 era la tarea, y así se hacía, y no era tan negativo. Pero nadie contaba con el giro que iba a dar el partido, cuando al final les pitaron el penalti decisivo.

“El esfuerzo del equipo fue bastante grande. Solo hubo 10 jugadores y este equipo tiene espíritu guerrero. Nos llevamos un empate valioso y a ganar en nuestra casa… El primer tiempo, ellos estuvieron atrás y se metieron entre nuestros volantes, nosotros pudimos contrarrestar eso y por eso nos llevamos el empate”, agregó el volante de 28 años.

(Lea además: Gamero se marcha optimista de Ibagué: ‘La llave queda abierta’)

Pereira no ha tenido un año sencillo. El jugador, que tuvo un buen 2020, perdió la titularidad este semestre porque bajó su nivel, tal como él mismo admitió en marzo: “Lucharé incansablemente para recuperarme de este bache porque esta institución e hinchada se merecen el Pereira que el año pasado se destacó”, escribió en Twitter. También sufrió una lesión muscular en abril.

Así que llegó a la final como uno de los suplentes. Pero el destino le tenía guardado lo suyo, que entrara, hiciera su tare y además anotara el penalti del 1-1 que tiene a Millonarios ilusionado con el título.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Más noticias de deportes

Buenas noticias, Eriksen salió del hospital

Croacia y República Checa empatan, cerca de octavos

Meluk le cuenta… (Empates: uno aburridor, otro milagroso y doloroso)

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.