Fuera de la Cancha Radio | Pequeñas sociedades: fórmula patentada por Colombia que ahora es vital
4417
post-template-default,single,single-post,postid-4417,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Pequeñas sociedades: fórmula patentada por Colombia que ahora es vital

Pequeñas sociedades: fórmula patentada por Colombia que ahora es vital

La teoría no es propia de Colombia, de hecho la hizo pública César Luis Menotti en la Selección Argentina que fue campeona mundial en 1978. Pero de la mano de Francisco Maturana sí que se consolidó, se volvió ejemplo y llegó al punto de ser elogiada por el el hoy DT de Uruguay, Óscar Tabarez, quien opinaba en su momento: «es la única selección en el mundo que entrena todos los días».

Hablaba de ese equipo nacional de finales de los 80, que tenía como base a Atlético Nacional pero que también juntaba a otras ‘llaves’ que entrenaban diariamente: Bernardo Redín y Carlos Valderrama en Deportivo Cali o Arnoldo Iguarán, Carlos Enrique Estrada y Rubén Darío Hernández en Millonarios.

Eran otras épocas, en las que se podía tener una base. Hoy los jugadores piensan solo en ir al exterior y los que quedan en el medio local tapan los huecos, solucionan emergencias, pero de ninguna manera son la base de ninguna selección nacional. 

Sin embargo ahora, en al coyuntura de la pandemia, esa fuerza de las circunstancias hace que volvamos a pensar en esos equipos de Maturana y ‘Bolillo’ Gómez, en esas sinergias que se crean en los clubes y que bien pueden dar resultados muy importantes en un marco como el actual, cuando no hay tiempo de trabajo, no hubo posibilidad de competencia desde hace seis meses, con picos bajos de rendimiento en algunos casos y, para rematar, con entrenador nuevo: Reinaldo Rueda.

Lo bueno es que es, en teoría, un nuevo jefe, pues en la práctica ya varios de sus convocados lo conocen a la perfección, saben interpretar sus discursos y hasta sus silencios y entienden lo que busca casi desde el momento en que se hizo pública la convocatoria.

Ese conocimiento es lo que hizo que Rueda, al armar su lista de 26 hombres, que enfrentarán a Perú (3 de junio) y Argentina (8de junio), en el sinuoso camino de las Eliminatorias a Catar 2022, privilegiara a los dos mejores atacantes que tiene Colombia en el mundo en estos momentos: Luis Muriel y Duván Zapata.

Los datos: la dupla de atacantes del Atalanta tiene unos registros realmente admirables pues mientras Muriel suma 22 goles y un total de 37 tiros a puerta en tiros a puerta, Zapata cuenta 15 goles de un total de 38 tiros, solo en Serie A. El atlanticense tiene 8 asistencias, 16 pases clave (los que luego son remates a puerta) y ha creado un total de 24 oportunidades de anotar, mientras que el vallecaucano suma 10 asistencias, 12 pases clave y 22 oportunidades creadas.

Traducción: son complementarios, saben jugar dentro del área pero también son hábiles si tienen que hacerlo por fuera y, lo mejor, no hay que darles demasiadas instrucciones porque lo hacen todos los días en Atalanta. A propósito, gracias por eso Gasperini…

Y no es la única llave que pude dar frutos en esta convocatoria. EL fenómeno se repite con Carlos Cuesta y Daniel Muñoz, del Genk de Bélgica: son titulares habituales, tienen claro el módulo de 4 en el fondo pero también han jugado en línea de 3 posterior. Otro trabajo que el DT Rueda puede dar por visto, si fuera necesario contra Perú y Argentina, rivales antes los cuales tienen mucho oportunidad de actuar, pues el primero no tiene rival por la banda derecha (Stefan medina ha tenido problemas físicos en la temporada) y el segundo puede aprovechar el bajón de Dávinson Sánchez o el interrogante enorme sobre la situación física de Yerry Mina.

Pasa lo mismo con Matheus Uribe y Luis Díaz en Porto, aunque vale decir que el mediocampista ha tenido mucha más regularidad: el primero suma la friolera de 46 partidos en la temporada, con 5 goles anotados, mientras el segundo llega con 47 pero 22 desde el banquillo de suplentes. En todo caso, se entienden, se saben encontrar en el campo y por una banda izquierda que puede ser un pasillo clave para hacer daño en las competencias que vienen.

Inclusive se puede decir, aunque tengan poca opción de jugar juntos, que el fenómeno se repite con Baldomero Perlaza y Aldair Quintana, ambos de Atlético Nacional. En caso de emergencia, ese vidrio puede romperse.

Así que las cartas de Rueda no están jugadas a la suerte. Sabe qué pueden dar y en qué momentos los 26 elegidos y confía en que estas pequeñas sociedades hagan la diferencia a partir de hoy, cuando empezarán a reunirse en la primera jornada de trabajo oficial. Hay trabajo adelantado, y eso invita a la ilusión en Colombia.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.