Fuera de la Cancha Radio | Nacional naufraga en mar de dudas, con poco juego y necesidad a flote
4134
post-template-default,single,single-post,postid-4134,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Nacional naufraga en mar de dudas, con poco juego y necesidad a flote

Nacional naufraga en mar de dudas, con poco juego y necesidad a flote

La derrota en Buenos Aires por parte de Atlético Nacional, caza perfecta con la frase “el que juega por necesidad, pierde por obligación”, adaptándola a que el que juega al empate, por lo general termina perdiendo. Contra Argentinos Juniors la idea era eso, buscar un punto contra el mejor equipo del grupo y con esa unidad, tener ventaja en el juego en Chile. Sin embargo, el fútbol castigó a los verdolagas su mezquindad y poca ambición en un encuentro donde pudo ganarlo, pero por el azar y el escaso juego terminó perdiéndolo. A continuación, cinco puntos de esta derrota que deja al borde del abismo el proyecto deportivo de Alexandre Guimarães.

Pocas alternativas en ataque: Salir con un solo delantero como Jonatan Álvez, en un partido donde poco había por perder más allá de los resultados, Nacional no supo motivarse con el triunfo de su homónimo uruguayo y con el otro resultado del grupo, salir a imponer condiciones sobre Argentinos que ya piensa en las vacaciones y en los octavos de final. Si se cuenta el balón en el palo de Neyder Moreno, podría decirse que un solo remate al arco ha realizado el conjunto antioqueño en los últimos tres partidos, los mismos que no ha podido marcar y que con el mismo libreto, busca estrellarse contra un frontón buscando que pase algo por decantación, pero no por algo preparado.

La pelota quieta es ventaja para el rival, sí, así como me lee. Los tiros libres al borde del área por lo general terminan en la barrera, fuera del arco y en los tiros de esquina, derivan en contraataques peligrosos de los contendientes. Por más días de trabajo, el equipo nota una notable involución y parece que no ha tocado fondo. Puede estar Álvez, Jefferson Duque, Andrés Andrade y Jarlan Barrera, pero al equipo le falta chispa, alternativas en ofensiva y sorpresa. Todos sus rivales le tienen la medida y lo controlan con facilidad.

Ideas nulas: Va de la mano al tema ofensivo, en defensa es acuñar hombres, sacar el peligro y punta para arriba. El equipo le cuesta el inicio y salida de juego, juntar varios pases y hasta la posesión de la pelota que era una virtud en el equipo, terminó esfumándose, como el buen juego que por momentos y con individualidades había mostrado en Liga y Copa Libertadores. Hay un mar de dudas y el barco se ve a la deriva. Sumado a que no hay un líder claro en el equipo que conecte esas islas en las que, por momentos, se reflejan en los partidos.

Cambios tardíos: Por la misma falta de ambición, un libreto plano y dudas en el cuerpo técnico, Nacional realizó su primer cambio al minuto 81 de juego en este último partido. Lo que plantea varias dudas: ¿le falta banca a Guimarães? ¿se fue la confianza en los suplentes? ¿en realidad se confeccionan bien las nóminas?

Jugadores en bajo nivel: Jonatan Álvez es uno de los jugadores que no pasa un buen momento deportivo en Nacional. Al uruguayo lo trajeron como goleador y en 29 partidos, solo ha marcado tres goles. Sus otras bondades como pivote y fabricante de espacios ya no se ven. En defensa, siguen errores conceptuales y en el medio no hay un filtro confiable que pueda recuperar la pelota. En la banca, los que ingresan, no marcan diferencia.

Nula autocrítica: Para muchos jugadores y el cuerpo técnico, “van por buen camino”, “estamos bien”, “me resbalan las críticas”. Tampoco que salgan a matar o digan obviedades que se muestran en cancha, pero si el reconocer que las cosas no van bien y que este equipo está muy cerca de consumar otro fracaso deportivo y con ello, que se vuelva a ‘barajar y repartir’ en un Nacional que se acostumbró a las sombras.

Juan Camilo Álvarez Serrano
Corresponsal FUTBOLRED
Medellín
En twitter: @juanchoserran8

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Post A Comment