Fuera de la Cancha Radio | Más que golpe al ego: millonaria pérdida de Colombia sin Copa América
4156
post-template-default,single,single-post,postid-4156,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Más que golpe al ego: millonaria pérdida de Colombia sin Copa América

Más que golpe al ego: millonaria pérdida de Colombia sin Copa América

Conmebol dijo NO a la petición de Colombia de aplazar la Copa América y así, sin más, el país se quedó con las manos vacías después de planear, durante dos años, un torneo que ahora irá a otro país suramericano, probablemente Argentina como sede única.

Si bien se trata de una decisión que se veía venir, no solo por las violentas protestas de los últimos días o el impacto de la pandemia, que ya eran argumentos fuertes, sino porque la petición de Colombia de aplazar la competencia no tenía ningún futuro, debido a los compromisos comerciales y deportivos que ya estaban pactados. Eso lo tenían claro todas las partes.

Lo cierto es que ya no habrá Copa América en Colombia y eso deja, no solo el golpe al ego, que es duro, sino una millonaria inversión en el limbo.

El propio ministro de deportes, Ernesto Lucena, explicó en las últimas horas que el país invirtió al menos 12.500 millones de pesos en adecuación de los estadios. ¿Cómo justificar ese gasto ahora que solo queda la Liga Betplay en esos escenarios? Vale decir que la inversión adicional, en materia de logística, seguridad y otros rubros, ascendería casi hasta los 20.000 millones de pesos, de haberse dado una decisión distinta en Conmebol.

Pero atención que las cifras pueden ser mucho más altas que las reveladas oficialmente, pues, según una investigación del portal La Silla Vacía, el gasto total en Bogotá, Barranquilla, Cali y Medellín, las ciudades que serían sede, llegaría hasta los 42.200 millones de pesos.

Lo cierto es que la sede se perdió, que los estadios quedaron a la altura de las competencia suramericanas, pero al día de hoy no se podrán usar, unas veces por restricciones de la pandemia, como en Bogotá, otras por la situación de violencia, como en Cali o en Barranquilla, donde los jugadores de River Plata y Atlético Mineiro sufrieron por los gases lacrimógenos. La pérdida de la sede de Copa América es cuantificable… y muy dolorosa.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.