Fuera de la Cancha Radio | Los ‘cedibles’ del Espanyol, codiciados pero no cotizados
5755
post-template-default,single,single-post,postid-5755,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Los ‘cedibles’ del Espanyol, codiciados pero no cotizados

Los ‘cedibles’ del Espanyol, codiciados pero no cotizados

A pesar de estar transitando por un inicio de mercado estático, manso, a la expectativa de algún movimiento en LaLiga que lo agite todo, en el área técnica del Espanyol sí suenan los teléfonos. A falta de margen de maniobra para afrontar traspasos, la mayoría de esas conversaciones versan sobre el interés de otros clubes en llevarse como cedido a algún futbolista perico. En algunos casos, con mucha persistencia. Pero surge un problema. El de siempre. El dinero.

Escudo/Bandera Espanyol

En cada una de esas llamadas, se topa el Espanyol con que su interlocutor no tiene previsto asumir la totalidad o buena parte de la ficha del jugador que pretende. Y eso es un severo hándicap para la entidad perica, que con estos préstamos no solo pretende que puedan foguearse futbolistas que a priori contarían con pocos minutos en Primera con Vicente Moreno, ni dejar libres algunos dorsales, sino también aligerar una parte de la masa salarial que, a día de hoy, se encuentra en negativo.

El caso paradigmático es Víctor Gómez, por quien el Real Zaragoza –además de otros clubes– se ha dirigido al área deportiva del Espanyol en diversas ocasiones las últimas semanas, aunque con la intención de que en Cornellà-El Prat sigan sufragando los emolumentos del lateral diestro mientras juega cedido en La Romareda la próxima temporada 2021-22.

Y no es el único. Más de media docena de activos pericos son susceptibles de salir a préstamo, desde los porteros Ángel Fortuño o Joan García a Matías Vargas, pasando por Álvaro Vadillo, Pol Lozano, Ricard Pujol o Moha Ezzarfani, quien –igual que Gómez– acaba de regresar de otra cesión durante la última campaña, ambos en el Mirandés.

Otro de los recursos que le quedan al Espanyol, si persiste esta falta de liquidez entre los clubes que pueden pedirles jugadores, es solo en algunos casos acordar fórmulas imaginativas, al estilo de las que la propia entidad perica firmó con Villarreal, Anderlecht y Celta, respectivamente, por Miguelón Llambrich, Nany Dimata y Óscar Vadillo: una opción de compra obligatoria en caso de cumplir algún objetivo realizable. La cantidad de esa cláusula, obviamente, variaría en función de la amortización del futbolista en cuestión y de su valor de futuro para el Espanyol.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.