Fuera de la Cancha Radio | Laporta y sus zarpazos al Madrid
1439
post-template-default,single,single-post,postid-1439,single-format-standard,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Laporta y sus zarpazos al Madrid

Laporta y sus zarpazos al Madrid

Una enorme lona frente al Bernabéu hizo más por la vuelta del Joan Laporta a la presidencia del Barcelona que todos sus mensaje o debates. Su paseo en la urnas iba de la mano de la mañana del 15 de diciembre y la aparición de algo nunca visto antes. «Lo de la lona tiene un punto de sentido del humor e ironía que puede aceptarse. No es para provocar, es para marcar perfil. Creo que lo han aceptado con humor y simpatía», explica Laporta.

Pero el Real Madrid siempre fue un objetivo para Laporta, un lugar en el que centrar sus envenenados mensajes. Quien le conoce sabe que presume de que en su primera etapa el Madrid (2003-2010) dejara de ganar Champions y solo conquistara dos Ligas. «En mi época de presidente, el Madrid no ganó ni una Champions», dice con frecuencia.Fueron años de vino y rosas para el Barcelona. Y también de andanadas a la Casa Blanca.

El 2-6, Aznar y Esperanza Aguirre

Laporta tiene enmarcado el 2 de mayo de 2009, día de Comunidad de Madrid. Para los barcelonistas, el del 2-6 en el Bernabéu. «El 2-6 fue uno de los mejores días de mi vida. Ganarle así al Real Madrid el día de la Comunidad de Madrid, con Esperanza Aguirre de punta en blanco. Con Aznar allí», explica el nuevo presidente azulgrana cuando se le pide que ordene sus mejores recuerdos al frente del club.

Modelos: el pelotazo y picar piedra

«Se evidencia que Barça y Madrid tienen dos modelos muy diferentes. El nuestro es el de subir la persiana cada mañana, picar piedra, ahorrar, invertir con prudencia, no estirar más el brazo que la manga para que el club sea viable y sostenible ahora y en el futuro. Nos cuesta acudir al crédito, tenemos menos complicidad de las autoridades, por no decir ninguna. En contraposición, está su modelo que también funciona. El nuestro es más industrial, más de producción, más empresarial; el suyo, más financiero: «Recalifico esto porque tengo buena afinidad con las autoridades; con eso puedo hacer un pelotazo…». Nuestro modelo es muy propio de los catalanes; el otro es muy propio de los madrileños y de determinado españolismo». Así analizaba Laporta en Público los modelos de Madrid y Barcelona en la primavera de 2009. El tiempo ha juzgado.

Florentino e imperialismo

En ese mismo tiempo, Laporta, con la Champions ganada en Roma como estandarte, azotaba cada vez que podía a Florentino, cuya vuelta al Madrid era una realidad. En una entrevista con El País sacaba el cuchillo: «El suyo es s un modelo imperialista y además tiene ciertos aires de prepotencia que, además, tiene sus orígenes en el chollo. Estoy muy satisfecho de promover un modelo que para mí es un modelo mucho más serio y además que se ha demostrado que el modelo empresarial basado en el esfuerzo, en el trabajo y en las capacidades y el talento también tiene éxito».

Los Balones de Oro

Es otro tema recurrente en el mensaje de Laporta. Lo era antes y quiere recuperarlo. «El Barça fabrica Balones de Oro. El Madrid tiene que comprarlos». Su primer mandato coincidió con el inicio de la explosión de Messi y la llegada de Cristiano al Madrid. El argentino conquistó su primer Balón de Oro en 2009, justo después de que el luso ganara el primer, como jugador del Manchester United.

Del VAR, marcianos y el Madrid

Este es un tema que promete y que seguro no tardará en tener a Laporta como epicentro de un debate que sacude el fútbol. Piqué ha pedido muchas veces una voz importante del club que aguante sus tesis. Laporta no dudará en hacerlo. En plena campaña analizaba con MARCA ese capítulo y dejaba una de esas frases para titular a cinco columnas: «Si baja un marciano a la Tierra y ve el VAR, diría rápido que es del Real Madrid».

La incómoda pregunta a Laporta sobre los árbitros y el Madrid: «Me lo han contado»

Valdano y la política

Jorge Valdano, entonces director deportivo del Madrid, cuestionó la vinculación del Barça con la política y achacó a Laporta que el club catalán tuviera una mirada estrecha mientras la del Madrid era universal. «Cataluña es una nación dentro de España, mientras que la Comunidad de Madrid es una distribución administrativa que marca la Constitución. Es muy triste que Valdano no haya entendido nada, con el tiempo que lleva viviendo aquí. Esto dice mucho de los políticos que gobiernan el Estado plurinacional», respondió Laporta.

Los efectos del primer triplete

«El triplete hace que el Madrid gaste compulsivamente». Así analizaba Laporta lo que pasaba en el verano de 2009, cuando Florentino regresó al Madrid y se presentó con Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso, Kaká, Benzema, Albiol y Arbeloa.

El fichaje de Robinho

Fue un largo parto el que llevó a Robinho al Real Madrid en el verano de 2005 después de que el brasileño tuviera casi los dos pies en el Benfica en el invierno anterior. Era el gran fichaje blanco para esa temporada. Al poco de llegar a Robinho a Madrid, Laporta habló: » Robinho quiso venir al Barça, pero ya tenemos a Messi. Este chico recuerda a Maradona por su manera de llevar al pelota y a Cruyff por cómo se mueve en el campo». No iba mal encaminado.

Se burla de Cristiano

El 21 de febrero de 2016, con 1-0 en el marcador, Cristiano falló un penalti ante el Málaga. El partido acabó 1-1. Laporta, que llevaba ya tiempo fuera de la presidencia, utilizó las redes sociales para atizar a la estrella del Madrid. «Sé por qué fallé ese penalti, pero no te lo voy a decir», fue la frase que colocó sobre una foto del portugués lamentándose.

Dardo tras la final de Kiev

Alejado del Barcelona, Laporta vio al Madrid ganar Champions, cuatro en cinco años. Pero la afilada lengua del otra ves presidente azulgrana no estaba alejada de los éxitos de los blancos. Tras la final de Kiev y el 1-3 al Liverpool la sacó a pasear: «La Champions la ganaron Sergio Ramos y el portero del Liverpool, que tuvo una tarde desgraciada. ¿La lesión de Salah? Lo he dicho porque es muy listo y estuvo muy hábil. El Liverpool los tenía cerrados los treinta primeros minutos. Pero son unos profesionales y Ramos supo leer el partido».

Y aprovechó, a pesar del ciclo único del Madrid, para colocar a su Barcelona por delante de la era Zidane: «Para mí, el Barça de Pep, sobre juego y resultados, es superior. Marcó una época e hizo la temporada perfecta, porque se ganó todo. El Madrid de Zidane todavía no lo ha hecho».

Una acusación muy grave

«Está clarísimo que el Real Madrid está detrás y ahí está que no ha presentado ni siquiera una demanda contra la Cope. No me valen las explicaciones de Rosell exculpando al Madrid sólo porque tuvo una conversación telefónica con Florentino Pérez. «Es una vergüenza todo lo que ha pasado y no se debe tolerar. Menos enfadarse y más actuar con contundencia, tanto contra la cadena Cope, como contra el Real Madrid». Laporta aparcó su agenda política en plena guerra los clásicos cuando apareció la sombra del dopaje sobre el equipo azulgrana. Su dedo apuntó al Bernabéu.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

× ¿Cómo puedo ayudarte?