Fuera de la Cancha Radio | Laporta evita que los socios le tumben el proyecto de la Superliga
6039
post-template-default,single,single-post,postid-6039,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Laporta evita que los socios le tumben el proyecto de la Superliga

Laporta evita que los socios le tumben el proyecto de la Superliga

Joan Laporta se ha paseado por la Asamblea de Compromisarios que se ha celebrado esta tarde en el Camp Nou. Ha aprobado, de forma sobrada, todos los puntos del día, algunos tan complicados como la aceptación del ejercicio económico de la 19-20, el presupuesto de la 20-21 o la refinanciación de la deuda con un crédito de 525 millones. Pero el mandatario culé, en cambio, no ha querido someter a votación la polémica Superliga. No se ha arriesgado a que se la tumbaran. Sólo la ha defendido, pero no se ha tomado ninguna decisión al respecto. Quiere ganar tiempo. Laporta sigue aferrado a la competición indiferente a las sanciones que pueda ponerle la UEFA.

El abogado catalán ha hecho una gran defensa de lo positivo que sería la participación del Barcelona en el proyecto europeo. Se ha detenido a explicar cómo la UEFA ha amenazado y presionado a los clubes hasta que de los 12 fundadores sólo quedan tres, Barcelona, Juventus y Real Madrid, y también ha reiterado la imperiosa necesidad económica de obtener más ingresos, para luchar contra los clubs estado, como el PSG, que les ha arrebatado a Wijnaldum doblándole la ficha. Incluso ha destacado la «solidaridad» del torneo: «Toda la pirámide del fútbol se vería beneficiado, los clubs grandes y pequeños». Y ha omitido esas posibles sanciones, amparándose en unas resoluciones judiciales.

Pero Joan Laporta no ha querido someter esta tarde a votación la Superliga, consciente de que igual el resultado era negativo teniendo en cuenta las reticencias que hay entre la masa social. No se ha arriesgado, desea jugarse esa carta cuando sea ganadora.

Estrategia

El mandatario azulgrana ha querido ganar tiempo. Pero Laporta no se da por vencido. Con el aplazamiento de la votación, lo que hace es poder preparar mejor su estrategia y su planificación para convencer a su masa social y también a los clubes que han dado marcha atrás en el proyecto. Inter, Milan, City, United, Liverpool… se han bajado de la aventura y él cree que todavía se puede reconducir. Y cuando la iniciativa se concrete y tenga el aplauso de la sociedad será entonces cuando se la presentará a sus compromisarios. No antes. Sigue empecinado en sacarla adelante.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.