Fuera de la Cancha Radio | Guimarães entró en la historia Nacional pero por su mal rendimiento
4629
post-template-default,single,single-post,postid-4629,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Guimarães entró en la historia Nacional pero por su mal rendimiento

Guimarães entró en la historia Nacional pero por su mal rendimiento

Atlético Nacional sumó su undécima eliminación desde su último título en la Copa Colombia 2018. El técnico Alexandre Guimarães se une a la estadística como uno de los peores rendimientos en los últimos años, teniendo en cuenta que, en 31 partidos, fue eliminado de la Liga colombiana en los cuartos de final, en las semifinales de la Copa Colombia 2020 y en la fase de grupos de la Copa Libertadores.

En los últimos 10 años, pasaron siete técnicos y tres interinatos: Santiago Escobar, Norberto Peluffo, Juan Carlos Osorio, Reinaldo Rueda, Juan Manuel Lillo, Jorge Almirón, Hernán Darío Herrera, Paulo Autuori, Alejandro Restrepo, nuevamente Osorio y Guimarães.

Salvo Osorio (primer ciclo) con 237 partidos, seis títulos, con un rendimiento del 61,4 por ciento, Reinaldo Rueda con 146 partidos, seis títulos y 66,8 por ciento de rendimiento y el interinato de Hernán Darío Herrera que, en 18 partidos, logró el 59,2 por ciento y un título, los otros procesos han sido destinado al fracaso.

El español Juan Manuel Lillo estuvo en 2017, donde dirigió 26 partidos, logrando el 58,9 por ciento, fue eliminado en la Copa Colombia y en los cuartos de final de la Liga II-2017 frente al Deportes Tolima. Aunque sus dirigidos lo respaldaron hasta el último momento y habían estado en los primeros lugares de la fase todos contra todos, el equipo perdió el rumbo y fue un proceso que fracasó en menos de seis meses.

El argentino Jorge Almirón llegó en 2018, luego de ser finalista en la Copa Libertadores con Lanús, era el estratega más cotizado en el continente y siguiendo un patrón similar al de Guimarães, perdió la Superliga en su debut, en la Liga fue finalista y se le escapó el título en la definición por penales. Siendo el último equipo colombiano en jugar los octavos de final en la Copa Libertadores, quedó eliminado contra Atlético Tucumán, un equipo chico de Argentina, con lo cual derivó en su salida. Al final, fueron 43 partidos dirigidos, logrando el 62 por ciento de rendimiento.

El brasileño Paulo Autuori llegó a finales de 2018, donde asumió en la última fecha de la fase todos contra todos de la Liga II-2018, quedando eliminado contra Leones en Itagüí. En 2019, jugó las fases previas de la Copa Libertadores, quedando afuera por penales contra Libertad de Paraguay, entrando a la segunda fase de la Copa Suramericana. En la Liga I-2019 entró a los cuadrangulares semifinales, pero prácticamente fue un comodín de equipos como Junior, Deportes Tolima y Deportivo Cali. El último partido de los 29 que dirigió fue en aquel juego de ida contra Fluminense en la Suramericana, donde su equipo fue goleado 4-1, derivando su despido. 46 por ciento de rendimiento el del carioca.

Luego de un paso de juegos de Alejandro Restrepo, donde se confirmó la eliminación en la Liga I-2019. Llegó Juan Carlos Osorio en su segunda etapa, la más desconcertante del risaraldense en los verdolagas. El ‘míster’ sumó la eliminación en la Copa Colombia a manos del Tolima, en la Liga II-2019 entró como líder a los cuadrangulares semifinales, quedando tercero en el grupo con Junior, Deportes Tolima y Cúcuta Deportivo. En el 2020, en la Liga que se jugó todo el año debido a la pandemia, disputó hasta la fecha 17 cuando cayó goleado 3-0 por Millonarios, sumado al fracaso en la Copa Suramericana, donde fue humillado por el modesto River Plate uruguayo. En 50 partidos y con un 52,2 por ciento de rendimiento, los verdolagas sumaron tres eliminaciones.

Guimarães a lo largo de este semestre disputó 31 partidos, de los cuales ganó 14, empató siete y perdió 10. Su equipo anotó 54 goles, recibió 31. Para un rendimiento del 52,6 por ciento. El brasileño sumó tres eliminaciones (Liga, Copa Colombia y Copa Libertadores), terminó la competencia con siete partidos sin ganar de manera consecutiva (cuatro derrotas y tres empates),

la última victoria fue el 22 de abril, cuando su equipo superó 2-0 a Universidad Católica. Como visitante, el último triunfo fue el 21 de marzo cuando venció a Millonarios 1-2. Fueron 383 minutos sin anotar, el último gol lo marcó Baldomero Perlaza a La Equidad, el 2 de mayo.

Varios puntos en común de estos rendimientos: una buena campaña, bien sea en fases previas, todos contra todos, contra un flojo balance en instancias decisivas. Era un buen local o buen visitante, pero un flojo visitante o local, equipos descompensados, defensas inoperantes y un ataque deficiente. Esto se suma a que a los extranjeros (Lillo, Almirón, Autuori, Guimarães) no encontraron darle la vuelta a un equipo que sigue marcando una irregularidad y mediocridad en los resultados.

Otro dato, entre diciembre de 2008 a marzo de 2009, es la peor racha de Nacional sin poder marcar, el técnico fue Luis Fernando Suárez y los cuatro partidos fueron: 1-0 Atlético Nacional el 8-febrero de 2009, Atlético Nacional 0-2 América el 15 de febrero de 2009, Junior 3-0 Atlético Nacional el 18 de febrero de 2009 y Nacional 0-1 Deportes Quindío, el 22 de febrero de 2009.

La presente racha negativa con Guimarães de 383 minutos es la número 14 en su historia. Además, esta es la quinta vez que Atlético Nacional fue colero de grupo en la Copa Libertadores, las cuatro veces anteriores fueron en 1972, 1977, 2000 y 2017.

Datos gracias a Oscar Yamit Quiroz, en twitter: @oscaryamit y a Javier Danilo Correa, en twitter: @jdanilocorrea

Juan Camilo Álvarez Serrano

Corresponsal FUTBOLRED

Medellín

En twitter: @juanchoserran8

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Post A Comment