Fuera de la Cancha Radio | Gane mira al título tras llevarse la partida de ajedrez ante Volkov
6362
post-template-default,single,single-post,postid-6362,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Gane mira al título tras llevarse la partida de ajedrez ante Volkov

Gane mira al título tras llevarse la partida de ajedrez ante Volkov

El juego de Ciryl Gane quizá no sea el más vistoso, quizá le falte algo de volumen, pero hasta el momento es muy efectivo. El francés, de 31 años, sumó una nueva victoria (su récord es 9-0) al imponerse por decisión unánime (50-45, 50-45 y 49-46) a Aleksandr Volkov. El galo pone su mira en el título del peso pesado. La situación por delante debe moverse, pero su candidatura ya está sobre la mesa. Él lo tiene claro: «Estoy listo. Cada una de mis peleas ha sido un reto y las he ganado. Estoy listo«, espetó. Tiene claro cual quiere que sea su próximo paso.

El pleito no tuvo demasiado ritmo. Fue una partida de ajedrez al completo. Volkov es fuerte con su striking y Gane viene del kickboxing. La pelea era pura táctica y ahí jugaron ambos. El ruso tenía más envergadura y el francés velocidad. Se impuso la segunda. Sin ser una apisonadora, Gane fue conectando las mejores manos (estuvo cerca del 70% de acierto en muchos momentos) de manera continua. Así sumó los dos primeros rounds. Por lo justo, pero fueron suyos. La clave de la pelea era el detalle de que Volkov presionaba, pero no era capaz de cerrar espacios. Algo fallaba.

En el tercer round, Gane conectó combinaciones más claras y el ruso las notó. La pelea se iba decantando de su lado. Aunque en el primer round había tirado menos (el único asalto que no le dio uno de los tres jueces), la efectividad le daba los tres rounds. En el cuarto, Volkov tocó al francés, quien se dio cuenta de que no debía arriesgar. Hizo lo justo para sumar y esperar. En el último acto, el ruso no pretendía arriesgar y al ritmo que marcaba la promesa, el veterano siguió maniatado. Golpe sobre la mesa y tiempo para soñar. Reválida aprobada para Gane.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.