Fuera de la Cancha Radio | ¿FIFA, el ‘Judas’ en la historia de la Superliga? Señalan a Infantino
4021
post-template-default,single,single-post,postid-4021,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

¿FIFA, el ‘Judas’ en la historia de la Superliga? Señalan a Infantino

¿FIFA, el ‘Judas’ en la historia de la Superliga? Señalan a Infantino

El mundo del fútbol asistió al nacimiento y desaparición de la Superliga, en cuestión de días, y todavía espera a los castigos a los disidentes, que serán durísimos.

Lo que no se sabía es que, tras bambalinas, estuvo nada menos que la propia FIFA. Al menos eso es lo que asegura un informe de The New York Times, según el cual la entidad y su presidente, Gianni Infantino, estaban al tanto de todos los planes.

El medio cita fuentes y documentos originales en los que se precisa que la iniciativa necesitaba, como «requisito esencial» el apoyo de la FIFA, cuyo alias sería «W01», y que aunque Infantino rechazó la idea en público, en privado conoció todos los detalles e inclusive envió a varios de sus subordinados, incluidos el asesor Matias Grafstrom y un grupo de expertos identificado como A22, que se reunieron con representantes de los clubes disidentes.

Según la versión, el interés de la FIFA sería lograr que los clubes más poderosos del mundo aseguraran su participación en el nuevo Mundial de Clubes que promueve Infantino, mientras para que ni ellos ni los jugadores pudieran ser sancionados ni sufrieran castigos sus selecciones nacionales.

Dice el New York Times que solo cuando Infantino ofreció apoyo a la idea de la Superliga se animaron a cerrar los acuerdos con la firma JP Morgan.

Sin embargo, cuando Florentino Pérez hizo oficial la idea, Aleksandre Ceferin, presidente de la UEFA, contactó a Infantino para la expedición de un comunicado conjunto de rechazo, preguntó si los disidentes tenían consentimiento de la FIFA e Infantino lo negó. Cuál no sería la sorpresa de los presidentes de los clubes al ver su firma junto a la Ceferin, cuando en teoría era uno de sus aliados.

El rechazo mundial, que incluyó hasta a los Gobiernos e hizo que miles de aficionados se lanzaran a la calles, acabó con la propuesta de un torneo garantizado para los más ricos, que sienten que pierden dinero con la Champions League. La UEFA llegó a amenazar con dejar fuera de sus selecciones a quienes participaran en el supuesto torneo. ¿Y la promesa de Infantino? ¿Fue el beso de Judas, versión 2.0?

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.