Fuera de la Cancha Radio | ¡Feliz cumpleaños, ‘profe’ Rueda!
1696
post-template-default,single,single-post,postid-1696,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

¡Feliz cumpleaños, ‘profe’ Rueda!

¡Feliz cumpleaños, ‘profe’ Rueda!

Como a la mayoría de los técnicos que no jugaron al fútbol profesional, a Reinaldo Rueda, al comienzo, le costó abrirse paso y ganar credibilidad. Muy jovencito, y recién llegado de Alemania, a donde había ido a formarse, a Rueda lo encargaron de la preparación de arqueros del Deportivo Cali. Allí se encontró con Pedro Antonio Zape. El portero, ya titular de la Selección y con muchos años encima en el club, lo vio y le dijo: «¿Usted es el que me va a entrenar a mí? No me haga reír», y se fue.

Pero Rueda demostró, con el tiempo, que no solamente tenía capacidad para entrenar arqueros, sino que podía ser un gran formador y que también podía conseguir logros importantes. Y muchos. Por eso, ahora está listo para comenzar su tercer ciclo al frente de la Selección Colombia. Este jueves, la Federación Colombiana de Fútbol lo anunció como reemplazo de Carlos Queiroz.  

Nació en Cali, pero su crianza fue entre Yumbo (donde su mamá, Orfa Rivera, era docente) y Barrancabermeja, a donde fue a vivir un tiempo por causa de la profesión de su padre, Blas, que era transportador.

Sin embargo, en Yumbo fue donde le picó el bicho del fútbol, aunque no hay muchos registros de que haya jugado. El estadígrafo Luis Arturo Henao asegura que Rueda hizo parte de la Selección Valle, como zaguero central, en 1974.

(Lea también: El destacado paso de Rueda por las selecciones juveniles)

Rueda, el mayor de tres hermanos, decidió hacerse entrenador. Estudió Educación Física y Deporte en la Universidad del Valle y luego se vinculó a la escuela Carlos Sarmiento Lora. Pero tenía muchas inquietudes. Eso lo llevó a buscar opciones de formación en el exterior y por eso se fue a especializarse en la German Sport University, en Colonia (Alemania).

El nombre de Rueda empezó a tener notoriedad a comienzos de los 90, cuando dirigía a la Selección Valle. En 1992, la Selección Colombia había clasificado al Mundial Juvenil, con Carlos Restrepo como entrenador, pero el Piscis renunció por diferencias por los directivos. La Federación nombró a Reinaldo en su reemplazo. Fue su primer Mundial, en Australia: Colombia quedó afuera en primera fase.

Al año siguiente, Rueda reemplazó a Humberto ‘Tucho’ Ortiz en Cortuluá y lo salvó del descenso en la última fecha, en su primera temporada en la A, y lo mantuvo arriba dos temporadas más, antes de aceptar la oferta del Deportivo Cali.

No pudo terminar el torneo de 1998, pero la base de jugadores que dejó, al mando de José ‘Cheché’ Hernández, fue campeona ese año y al siguiente llegó a la final de la Copa Libertadores.

Rueda fue campeón en Toulon en 2000 y luego estuvo en el Medellín, donde tuvo una situación similar a la del Cali: comenzó la Liga, se fue antes de terminar el torneo (para asumir en la Selección sub-20) y el equipo que dejó salió campeón, al mando de Víctor Luna. Pero esa juvenil fue la que comenzó a disparar su carrera: fue tercera en el Mundial de Emiratos Árabes. Nunca una Selección Colombia llegó tan lejos en una Copa del Mundo.

«Yo llegué en 1999 y desde ese momento se hicieron unos procesos de selección muy coherentes, que fueron dando una pauta de rendimiento, de comportamiento y de gustos. Logramos volver a un Mundial Sub-20 después de diez años, y Eduardo Lara logró lo mismo con la Sub-17. Y así fue creciendo toda esa generación: a la Copa América de 2004 llevamos tres o cuatro jugadores del sub-20: Andrés González, Édixon Perea, Jaime Castrillón, Abel Aguilar… Y a la Copa de Oro ya fueron diez; entraron Wason Rentería, Macnelly Torres… Fue un trabajo interesante que progresivamente se volvió de larga duración. Creo que se hizo un aporte importante y me da satisfacción, porque esos muchachos se lo merecen, por su calidad humana», le dijo Rueda a EL TIEMPO en 2015.

(Además: Rueda ya es historia en Chile: ¿cómo le fue en estos tres años?)

Ya había tenido un paso como interino por la selección de mayores en 2002, para cuatro partidos amistosos. Lo volvieron a llamar como bombero en 2004. El equipo hizo un punto de 12 en el comienzo de la eliminatoria para Alemania 2006 y eso le costó el puesto a Francisco Maturana.

A Reinaldo lo nombraron encargado, y en su primer partido, Colombia le ganó a Perú en Lima. Hizo una buena campaña, pero el lastre de las primeras fechas era muy fuerte: el equipo quedó eliminado por un punto. Hubo cambio de directivos y el presidente que llegó, Luis Bedoya, no definía su futuro, hasta que finalmente, un año después, dejó el cargo.

Pero vendría un reto que relanzó su carrera: lo llamaron de Honduras, para tratar de volver a clasificar a una Copa del Mundo después de 28 años. «Recuerde que fuimos tratados muy mal por dos o tres personas de los medios y el único apoyo que teníamos era el de nuestra gente, los más allegados a nosotros. Nos habían prometido encabezar el proyecto hasta el 2010, pasara lo que pasara, pero en nuestras culturas la emotividad puede más que la razón», recordó en su momento la mano derecha de Rueda, el preparador físico Carlos Eduardo Velasco.

El proceso no fue fácil, sobre todo por la adaptación de su familia. Pero su cuerpo técnico fue de gran ayuda, incluyendo a Pedro Zape, quien ya era el entrenador de arqueros y además sirvió como ancla para las costumbres colombianas, gracias a sus dotes de cocinero. El objetivo se cumplió: Honduras clasificó a Sudáfrica 2010.

Cuatro años después, Rueda logró clasificar otra vez, ahora con Ecuador, y a mediados de 2015 asumió la dirección técnica de Atlético Nacional, que venía de lograr un tricampeonato con Juan Carlos Osorio, pero que tenía el viejo sueño de conquistar de nuevo la Copa Libertadores. Llevaba 13 años sin dirigir un club. Encontró las condiciones para conseguir el objetivo. Y hoy, ese título, el de 2016, está en su hoja de vida.

Hoy, Rueda sigue siendo un técnico respetado. Ya está acostumbrado a enfrentar escenarios complicados, como el de Chile, a donde llegó tras un paso por el Flamengo, de Brasil. Esta vez llega con todos los honores a la Selección Colombia. Y Zape, el mismo que al comienzo no le creía, hoy no deja de elogiar sus capacidades: «Rueda es un sabio. Basa su éxito en la humildad. La Libertadores es merecida para una persona dedicada y noble en todo».

Ficha técnica

Reinaldo Rueda
Nacimiento: 16 de abril de 1957

Equipos dirigidos en Colombia: Selección sub-20 (1993 y 2002-2004), Cortuluá (1994-1997), Deportivo Cali (1997-1998), Independiente Medellín (2002), Selección Colombia de mayores (2002 –encargado– y 2004-2006) y Atlético Nacional (2015-2017).

Títulos obtenidos: con Colombia, Torneo Esperanzas de Toulon (2000). Con Nacional, Liga colombiana (2015-II y 2017-I), Superliga (2016), Copa Colombia (2016), Copa Libertadores (2016) y Recopa Suramericana (2017).

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes
Tomado del libro Los mejores técnicos del fútbol colombiano (Intermedio Editores, 2019).

También le recomendamos:

Análisis: tiempo de revancha para Colombia en la Copa Libertadores

En Alemania suspenden partidos por contagios de covid-19 en un equipo

La Vuelta a Colombia busca ganarle el embalaje a la pandemia

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.