Fuera de la Cancha Radio | Entonces, ¿cuánto vale Chiesa?
6356
post-template-default,single,single-post,postid-6356,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Entonces, ¿cuánto vale Chiesa?

Entonces, ¿cuánto vale Chiesa?

Actualizado
26/06/2021

23:39

Pasó Italia, que al final es lo que cuenta, pero el cómo baja su cotización como favorita. Los de Mancini primero fueron salvados por el VAR y después por los cambios, porque la Azzurra goza de mucho fondo de armario (empezando por un Chiesa que debería ser titular), pero tuvo que ser en la prórroga e incluso pidiendo la hora. La versión exuberante de la primera fase dio paso a un equipo menos determinante y alegre, ganador, en cualquier caso, pero que deja sensaciones que posan los pies sobre el suelo al combinado transalpino. Muchos analistas la situaron entre las máximas candidatas… pero tras lo de Wembley no parece que sea para tanto…

Federico Chiesa es hoy el jugador más querido en Italia. El hijo de Enrico, cuya temporada ha sido notable (15 goles en 45 partidos con la Juve), apareció como agitador en el 85′ y desde la derecha, y a pesar de tener que bailar con Alaba, decidió el partido aprovechando un gran pase de Spinazzola, haciéndolo bueno con un extraño control con la cara y fusilando con la zurda. Fue la primera piedra, recién empezada la prórroga, de una sufridísima victoria de Italia. Al final pudo clavar el tercero en una contra clara, pero se lo arrebataron bajo palos. Por tanto, cabe preguntarse ¿cuánto vale Chiesa? Transfermarkt le otorga una valoración de 60 millones, lógico tratándose de un futbolista talentoso, intenso, con gol y además joven (23 años).

Austria se despidió de la Eurocopa con la cabeza muy alta, forzando la prórroga ante una Italia que llegaba lanzada e imbatida, mostrando una entereza, un físico y una valentía ciertamente conmovedores. Los de Franco Foda jugaron y pelearon juntos, creyendo en sus posibilidades, sin amedentrarse por tener enfrente una camiseta azul con cuatro estrellas. Incluso con el 2-0 no se rindieron y tuvieron sus opciones… hasta que Kalajdzic firmó un gol imposible para creer en los últimos cinco minutos.

El bajón que supone marcar y celebrar un tanto tan importante como el que logró Arnautovic, que hubiera sido histórico para su país, y que el VAR lo anule minutos después debe ser muy difícil de superar. Soltar esa adrenalina y a continuación verte sin premio, esa sensación de brazos caídos, sin el impulso que da ponerte por delante en el marcador. A ello se enfrentó Austria en el 65′, Alaba iniciando y llegando al área como un ‘9’ `para ganar un balón muy llovido y asistir a Arnautovic. Un gol gritado con el alma… pero anulado por el VAR.

David Alaba lideró a su selección no solo portando el brazalete, sino con su inteligencia, empuje y profundidad, aunque desde el lateral zurdo fue de más a menos. Sumó un puñado de acciones impecables, atrás y adelante, e incluso rozó el tanto lanzando una falta en la media luna picadita, a lo Messi, que se fue por poco. El VAR le arrebató una asistencia de gol. En el 1-0, nada que achacarle, porque fue a cerrar la entrada de Pessina porque entraba libre y estaba vendido en un dos contra uno. Acabó desfondado y golpeado por Belotti. A partir de ahora, vacaciones y a pensar en el Madrid.

Immobile acarició uno de los goles del campeonato, con un derechazo, prácticamente desde el sitio, que dibujó una parabola endiablada, con tintes de folha seca que se estrelló en la misma cruceta, aunque por fuera. El de la Lazio, ex del Sevilla, no se podía creer lo cerca que se quedó de adelantar a los suyos. Era el minuto 32.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.