Fuera de la Cancha Radio | El valor de Pau es enorme
5624
post-template-default,single,single-post,postid-5624,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

El valor de Pau es enorme

El valor de Pau es enorme

Por supuesto no ha dicho nada al respecto pero, tal y como parecía planeado, todos hemos pensado que Pau Gasol dejará el baloncesto profesional al final de temporada. Recuperación en el Barça, minutos para ir cogiendo ritmo en partidos poco comprometidos, convocatoria en la Selección, Juegos Olímpicos y retirada por la puerta grande. Pero quizá no todos contaban con una versión de Pau Gasol rejuvenecida y muy, muy valiosa.

Para aquellos que pensaban que el papel de Pau en este Barça sería residual, que se vea cualquier partido de los Playoffs de la Liga Endesa. Por ejemplo, este primero de la final ante el Madrid. El valor de Pau es enorme: pocos minutos y muchas cosas que suman. Es el deseo de cualquier entrenador. Ante el Madrid, 16 minutos en pista y 16 de valoración con 8 puntos y 8 rebotes. 8+8 en una final ACB (ya no es un partido de Liga regular ante un equipo de la parte baja), son números a los que muchas estrellas mucho más jóvenes no llegan.

Y no sólo cuentan sus puntos o rebotes, también su liderazgo en pista y en el banquillo. Su ejemplo y lo que su leyenda representa. No, Pau no debe retirarse al final de esta temporada porque su carrera aún tiene cosas que decir. El proyecto del Barcelona es también el suyo. Sería un sacrilegio que el básket se quede sin jugador como él en el estado en el que está. Y Scariolo, frotándose las manos…

Cory Higgins fue fichado por el Barcelona para estos partidos, para estos momentos. Es un jugador único en Europa y así lo demuestra cuando el choque entra en su momento decisivo. Parece que no está, pero está. Mentalmente es una roca y posee un abanico de fundamentos casi inagotable.

El Madrid trató de sujetarlo con Taylor, con Abalde, con Causeur… no hubo forma. El escolta reventó el partido con 14 puntos en el tercer cuarto y 26 al final del partido. Va camino de ser el MVP de la final, si gana el Barça. Es la estrella de este equipo y por eso, cuando el partido estaba en el alero, él llegó y se adueñó de la Final. Es lo que hacen los mejores.

Cory Higgins en un tiro a canasta.

Cory Higgins en un tiro a canasta.

La línea ascendente que llevaba Usman Garuba en estos Playoffs se desplomó de pronto en uno de los partidos más aciagos, sino el que más, de su carrera profesional. Garuba vivió el primer duelo de la final acogotado por las faltas, sin tirar a canasta y lo que es más raro, sin participar en el festival reboteador de su equipo.

Garuba acabó con 1 punto, 1 rebote y un -6 de valoración que no resume en absoluto el gran crecimiento que ha tenido. Veremos cómo afecta esto a su moral de cara al segundo partido y cómo se lo toman en EEUU de cara al próximo Draft.

Garuba, antes del partido.

Garuba, antes del partido.

Que el Madrid depende en gran parte de Tavares es algo que se sabe desde hace tiempo. Ante el Barça, dependió más que nunca. En él se apoyó para dominar al principio y su descanso y menos aportación coincidió con el subidón del Barça.

Tavares firmó un cuarto impresionante que, de haber tenido continuidad, podría haber supuesto un récord en las finales ACB. El primer cuarto acabó con 7 puntos, 8 rebotes y 16 de valoración en 10 minutos en los que estaba enchufado y muy motivado, quizá por la presencia de Pau en el equipo rival. Luego, más terrenal, acabó difuminándose con su equipo.

Tavares ante Gasol.

Tavares ante Gasol.

Pocas, muy pocas veces ocurrirá en baloncesto que un equipo captura 21 rebotes de ataque (12 más que su rival) y 43 en total y acaba perdiendo. Al Madrid le condenó su mal tiro, 8 de 27 en triples y 18 de 49 en tiros de campo, y sus desajustes defensivos con Higgins.

Vincent Poirier,

Vincent Poirier,

Aunque un mate de Tavares en el primer cuarto posterizando a Pau Gasol y Niko Mirotic y con falta de Kuric había hecho temblar el WiZink, la respuesta del Barça fue esta maravilla de Brandon Davies en plena tormenta azulgrana. Una jugada que aspira a ser la mejor de la final.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.