Fuera de la Cancha Radio | El ridículo de Santa Fe con River: ¿Maldición o cajón al entrenador?
4045
post-template-default,single,single-post,postid-4045,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

El ridículo de Santa Fe con River: ¿Maldición o cajón al entrenador?

El ridículo de Santa Fe con River: ¿Maldición o cajón al entrenador?

Hazaña de River, ridículo de Santa Fe. Así se resume el sonado partido de Copa Libertadores entre el club argentino y el colombiano este miércoles en el estadio Monumental, que terminó con triunfo 2-1 para el club de Núñez, que tuvo que jugar solo con 11 jugadores -sin suplentes- y con Enzo Pérez, jugador de campo, como arquero. Eso sin olvidar que tuvo dos debutantes juveniles.

Los medios del mundo registraron la noticia y se sorprende cómo un equipo no pudo hacerle daño a su rival, tan diezmado en su plantel a causa del covid-19.

En Argentina tampoco se explican qué le pasó a Santa Fe. Si bien alaban al equipo de Marcelo Gallardo, por su entrega, disposición y mentalidad, no comprenden cómo Santa Fe cayó sin casi patear al arco.

El diario ‘Olé’ encontró una explicación algo misteriosa. Una ‘maldición’ afectó al equipo bogotano. Todo por entrenarse en Casa Amarilla, sede deportiva de Boca Juniors. Y el motivo tiene antecedentes de sobra.

“Tigres de México fue uno de los primeros en la final de 2015, mientras que Independiente Santa Fe ya lo había hecho en la Recopa 2016, que también quedó en manos de River… Por su parte, Jorge Wilstermann cayó en 2017, pese a que llegó a Buenos Aires con un 3 a 0 a favor y perdió ¡8 a 0! Luego pasaron Cerro Porteño, en los octavos de la Libertadores 2019, San Pablo en 2020 y el último afectado había sido Atlético Tucumán en la Copa Argentina”, es el recuento de equipo que entrenaron en la sede de Boca Juniors para enfrentar a River.

Otra versión argentina es más futbolera y menos esotérica. Aunque habla de un Santa Fe que fue para atrás y que dejó sospechas en su juego. El comentario fue del periodista Flavio Azzaro, quien no duda que los jugadores del equipo colombiano “fueron para atrás” y dejó la duda: “todo muy raro”.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Post A Comment