Fuera de la Cancha Radio | El presente es Nadal
3044
post-template-default,single,single-post,postid-3044,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

El presente es Nadal

El presente es Nadal

Actualizado
05/05/2021

17:12

Rafael Nadal (34 años) ha pasado este miércoles a octavos del Mutua Madrid Open tras derrotar a Carlos Alcaraz (18 recién cumplidos) por 6-1 y 6-2. Era su victoria 53 en la capital de España y la 453 sobre arcilla.

Nadal había decantado a su favor 136 de los 157 partidos disputados contra españoles, 18 de ellos de forma consecutiva desde que abandonó antes de saltar con Marcel Granollers en la tercera ronda de Roland Garros 2016.

El murciano sabía que estaba delante de una leyenda. Había casi 5.000 aficionados en la central Manolo Santana, todos los que permiten los protocolos. En condiciones normales, el lleno hubiera estado asegurado (12.000 butacas). Es el duelo generacional más atractivo del tenis español.

Alcaraz jugaba para ser el más joven verdugo de Rafa en tierra y el de peor ranking (120). Al tenista de El Palmar le preocupaban los nervios propios de un partido que pasará a la historia por su simbología.

El cinco veces campeón del certamen empezó como lo viene haciendo en toda la gira. Mostró dudas con su servicio.

Cometió la primera doble falta y la promesa de la ‘Armada’ se fabricó la primera bola de rotura con un 30-40. El pupilo de Juan Carlos Ferrero tuvo una derecha a media pista para anotarse el juego inicial. Se quedó en la red.

La experiencia de Nadal se demostró inmediatamente después. Se pasó de un 1-0 para Carlos a un 2-0 para el rey de la tierra. Con 2-0 y 30-15, un movimiento fortuito del murciano al saltar le dejó tocado del abdominal.

Pidió la presencia del fisioterapeuta y siguió compitiendo. Había estado toda la vida esperando el momento de medirse a su ídolo. No iba a estropearlo una molestias. Fue una falsa alarma porque se le había cerrado el estómago y le había provocado una dificultad para respirar.

Sin piedad

Sin embargo, su resistencia ya no fue la misma y los puntos (10 seguidos) y los juegos fueron cayendo uno detrás del otro a favor de Nadal. Con el foco más en su físico que en la pista, se vio muy rápido con un marcador de 5-0. Salvó el rosco por su carácter ganador y por sus ganas de aprender día a día, en cada situación por muy adversa que sea.

Los cinco días de entrenamiento en la Caja Mágica le sirvieron a Rafa para salir como un ciclón. Ni rastro de malas sensaciones por los 657 metros de Madrid. El primer favorito del cuadro se había anotado el primer set con únicamente seis tiros ganadores. No había necesitado más por los 13 errores no forzados que habían llegado desde el otro lado de la red.

Alcaraz soñaba con ponerse delante en el tanteo con su saque en la continuación. Pero llegó el tercer ‘break’ de Rafa, apretando al máximo el acelerador sea quien sea el adversario. El manacorí no le iba a regalar nada en el día que cumplía la mayoría de edad.

El resultado reflejaba un 3-0 para el campeón de 20 grandes. Entonces apareció un hueco para Carlos. Lo aprovechó para anotarse su juego. A la conclusión, Feliciano López, director del torneo, entregó un pastel a Alcaraz para celebrar su decimoctavo aniversario.

Calendario

Carlos tiene previsto jugar ahora un challenger en Oeiras. A Nadal le espera mañana Alexei Popyrin, verdugo de Jannik Sinner por 7-6(5) y 6-2. El australiano, de 21 años, es el 76 del ranking ATP, y ha estrenado esta temporada su palmarés de títulos en el Open 250 de Singapur.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.