Fuera de la Cancha Radio | El Joventut se carga al Barça y fuerza el tercer partido
5062
post-template-default,single,single-post,postid-5062,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

El Joventut se carga al Barça y fuerza el tercer partido

El Joventut se carga al Barça y fuerza el tercer partido

Actualizado
04/06/2021

00:26

El Joventut forzó el tercer partido de la serie de cuartos de final ante el Barcelona al ganar, 72-63, en un ejercicio defensivo que casi habría que estudiar en las universidades. El equipo de Durán aguantó los 40 minutos y dejó al Barça en casi 24 puntos menos de su media anotadora en la ACB

El Joventut afrontó el partido dispuesto a no poner fin a su temporada. Alimentados con los casi 1.000 espectadores del Olímpico, los verdiblancos desbordaban energía y lograron encadenar varios aciertos para establecer las primeras ventajas en el marcador. Llegaron a ganar por 14 (20-6) en un enorme arranque que provocaba la incredulidad de Sarunas Jasikevicius.

El segundo cuarto mostró un mayor equilibrio, toda vez que el Barça logró intensificar su defensa y controlar su balance defensivo. Pero en el Joventut, entre Bassas, Dimitrijevic y un gran Ventura lograron enviar el choque al descanso con la ventaja de la Penya (31-27).

El partido de Bassas, 20 puntos, merece trato aparte. Inteligente en la dirección, espectacular en la defensa y enorme en el tiro, nunca pudo ser sujetado por la defensa del Barcelona.

Decía Jasikevicius que tenía que convencer a sus jugadores de que su rival se jugaba la vida y ellos parecía que estaban en un amistoso. Y no lo logró, ni en el tercer cuarto ni en el último.

Morgan era entonces el que contagiaba la energía a su equipo y Bassas, con otros dos triples, el que anotaba. Pocas noticias de Higgins, Kuric o Davies y casi ninguna de un Mirotic precocupantemente ausente, una vez más. Al final acabó maquillando sus números, pero su influencia en los momentos decisivos fue algo que echó mucho de menos su equipo.

El Barça aumentó su intensidad defensiva a medida que se acercaba el final del partido, no le quedaba otra, pero más todavía el Joventut. Los azulgrana lograron acortar distancias varias veces, pero siempre encontraban la respuesta de una Penya convertida en un verdadero gigante.

Con Bassas inspirado y Morgan rompiendo la zona, apareció la maestría de Pau Ribas para que los de Durán forzasen el tercer partido en el Palau.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.