Fuera de la Cancha Radio | ¿El 10 para qué? Colombia y el rol de un creativo contra Venezuela
5845
post-template-default,single,single-post,postid-5845,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

¿El 10 para qué? Colombia y el rol de un creativo contra Venezuela

¿El 10 para qué? Colombia y el rol de un creativo contra Venezuela

La Selección Colombia tiene este jueves su segunda salida en la Copa América de Brasil 2021 contra una Venezuela que sigue diezmada por casos de covid 19, pero poco a poco ha ido recuperando algunos elementos.

El equipo de Reinaldo Rueda viene de vencer 1-0 a Ecuador en el debut en el torneo continental, lo que despeja en buena parte la clasificación a cuartos de final. Sin embargo, hay dudas por el juego del equipo, no por el resultado, que acaba maquillando fallas.

Uno de los temas que generó polémica fue el rol de Edwin Cardona como volante creativo. El técnico Rueda venía de apostar más por volantes mixtos, con buen toque y proyección y mucha, mucha asociación con Juan Guillermo Cuadrado, el nuevo eje del equipo. Pero la llegada de un 10 revivió el peso de esa figura en una selección nacional.

Cardona no se vio firme en la zona izquierda, en el 4-4-2 que se dispuso, especialmente porque no es un jugador con demasiado despliegue para apoyar la marca y evitar la salida del rival por su sector. Los reclamos de Yairo Moreno, Barrios y el propio Cuadrado lo pusieron en evidencia.

¿Pero eso invalida el rol de un volante creativo nato en Colombia? «Tener un diez típico no garantiza el buen funcionamiento del equipo, quedó evidenciado contra Ecuador. Se utilizó a Cardona pero el equipo no tuvo buen desempeño, el funcionamiento fue muy pálido, el segundo tiempo fue más de Ecuador, se vio esa Colombia jugando en un bloque muy bajo, corriendo todos detrás de la pelota, defendiendo el resultado. No se vio la labor del 10 resaltada porque se usa un estilo de juego que no conviene a ese tipo de jugador. Viene bien si el funcionamiento es propositivo, se busca el arco, rival, se imponen condiciones y no se pone en la labor defensiva, que no es característica de un diez», explicó Mauricio Molina, quien supo ser número 10 en su carrera en clubes y en la Selección Colombia.

En ese sentido, otro creativo de selección como David Montoya, habla también de quien se para en frente a la hora de pensar en un numero 10: «depende mucho del rival que vas a enfrentar. El profe vio que podía tener la pelota, pero Ecuador es muy fuerte por las bandas, muy rápido y la velocidad pues no es para Edwin. Tampoco lo que hizo fue malo, aprovechamos la pegada, el lanzamiento largo, el gol, pero el rival te marca mucho lo que vas a jugar», señaló.

Pero entonces, al ver que no luce Cardona, ¿eso supone que es mejor prescindir de ese perfil de jugador? «Estoy convencido que tener estos jugadores en la cancha facilita mucho porque en cualquier momento favorecen al equipo con su inteligencia, su buen manejo, son jugadores diferentes que rompen el juego, resuelven un partido para el equipo, tal como pasó con Ecuador», dijo Molina.

«A mí en Colombia siempre me gusta tener el 10, no está James ni Juan Fer pero están Cardona y Campaz, que no es tan 10 pero puede jugar detrás del delantero para ser enlace. Me gustan esos jugadores porque en cualquier momento ese buen fútbol, la conexión, resuelven todo. Estos jugadores tiene una inteligencia, que en cualquier momento salen con algo distinto. Me la juego siempre con jugadores de calidad», concluyó.

A Montoya, en cambio, le parece que un equipo ganador no requiere tantas modificaciones, incluso si no tienen un número 10 fijo: «Equipo titular no se cambia, el profe mueve mucho el esquema, de Perú a Argentina cambiamos mucho y no nos resultó, toco hacer cambios sobre la marcha y volver a lo que había servido, con jugadores por fuera. Tener uno o dos volantes, uno más mixto que salga al ataque, es ideal para que acompañe el ataque y le de más rapidez al juego», comentó.

Contra Venezuela y los siguientes rivales en Copa América, la discusión debe pasar, según Montoya, más por el grupo que por una sola pieza: «Todo depende de qué tipo de esquema quiera el técnico, muchos dicen que el 10 es para tener la pelota pero eso es responsabilidad de todos, si los volantes de marca no le llevan la pelota pues no va a existir. Es necesario en algunos momentos pero la posesión es un trabajo del equipo», concluyó.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.