Fuera de la Cancha Radio | Bale medita la retirada
5118
post-template-default,single,single-post,postid-5118,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Bale medita la retirada

Bale medita la retirada

Gareth Bale vivió sus mejores momentos deportivos de la mano de Carlo Ancelotti. El técnico italiano sacó lo mejor del galés. Ahora el reencuentro entre entrenador y delantero se podría producir, pero ni Bale está dispuesto a volverse a poner la camiseta del Real Madrid, ni Ancelotti cuenta con el delantero para la que sería su tercera temporada al frente del equipo blanco. Es más el todavía jugador del Real Madridtiene pensado dar carpetazo al fútbol activo una vez que termine la Eurocopa.

Bale ha demostrado que la felicidad jugando al fútbol solo la alcanza al lado sus amigos, es decir, con su selección. Todo hacia indicar que su problema estaba en el Real Madrid y más concretamente Zidane, pero su paso por el Tottenham ha demostrado que solo juega cuando quiere y cuando encuentra la motivación perfecta. Su final de temporada ha sido excelente y con un gran acento goleador, pero el resto de la campaña se ha mantenido alejado y sin apenas participar con Mourinho en el banquillo.

El técnico francés pidió en varias ocasiones su salida y no fue hasta el pasado verano, y tras un año de divorcio total, cuando el delantero accedió a dejar la disciplina del Real Madrid. BAle siempre ha declarado sentirse bien y adaptado a Madrid. De hecho, su familia ha permanecido en la capital de España durante toda la campaña en la que ha estado cedido en el Tottenham.

Gareth Bale se deja querer ante el regreso de Carlo Ancelotti: «Lo pasamos bien en el pasado»

Ancelotti lo dejó claro en su presentación y habló de Bale sin rodeos. Describió su temporada, lo que había hecho y lo que no, para añadir que al final el que manda es el fútbol y la motivación que cada profesional ponga a la hora de entrenar y competir, algo en lo que el italiano no va a dejar ni el más mínimo margen de duda en su regreso al trabajo diario en Valdebebas.

De la mano del ex del Everton, Bale escribió páginas que han quedado grabadas en la memoria del madridismo. Primero fue la galopada en Mestalla, dejando atrás la resistencia de Batra y dando una Copa al Real Madrid, para después lograr el segundo gol en la final de Lisboa, tanto que hundió del todo al equipo del Cholo Simeone.

El delantero ya dejó dudas sobre su futuro nada más terminar la Premier al decir que su futuro será una bomba y que no era el momento de decirlo. Declaraciones ratificadas desde la concentración de su selección, dejando bien claro que la aparición de Ancelotti nada cambia en su panorama profesional.

En Inglaterra son varios los días que se lleva hablando sobre el posible adiós fútbol personal. MARCA está en condiciones de asegurar que esa decisión está en su cabeza y que si nada cambia la hará publica nada más terminar la Eurocopa. El delantero tiene un año más de contrato con el Real Madrid pero buscará la manera de romper ese vínculo, algo que el club no complicará en exceso.

El cambio radical de Bale con Gales: ¿alguna vez entrenó así con el Real Madrid?

El Real Madrid, con el adiós del galés, liberaría 22 millones de euros de su salario bruto. Bale es de los mejores pagados de la plantilla junto a Sergio Ramos. En la cesión al Tottenham, la entidad madridista ha tenido que hacerse cargo de parte del sueldo, ya que ningún equipo se hacía cargo de esos 12 millones de euros netos que percibe cada temporada.

En el verano de 2017, José Mourinho intentó convencer a Bale para cerrar su traspaso al Manchester United, pero ni el Real Madrid ni el propio jugador dieron el paso para disgusto del técnico portugués, que en eso momento consideraba vital la llegada del galés.

Puede sorprender que Bale renuncie a jugar al fútbol con tan solo 31 años, pero ya son varias las temporadas en las que deja señales de que no es su prioridad o si lo es, apenas lo demuestra salvo cuando está con su selección.

La relación de Barnett, agente del jugador, con los dirigentes del Real Madrid es buena. Los problemas del mánager del galés siempre han sido con Zidane y con la afición que con la clase dirigente del club blanco. De hecho, en las últimas semanas han mantenido contactos para saber la posición de Camavinga, nuevo en la nómina de uno de los agentes que dominan el panorama del fútbol en la actualidad.

Pese a su estridencia y sus declaraciones, la relación en todo momento ha sido y es buena. Cada uno defiende sus intereses, pero tanto en el Bernabéu como el propio agente, saben que se necesitan.

Gareth Bale llegó al Madrid en el verano de 2013, tras unas durísimas negociaciones entre Florentino Pérez y Daniel Levy, propietario del Tottenham Hotspur, el club en el que se dio a conocer como futbolista de élite. El club blanco superó incluso la inversión realizada en su día por Cristiano Ronaldo para hacerse con los servicios de un jugador que había brillado como lateral de largo recorrido, pero no como delantero puro. Ancelotti fue su primer entrenador en el Real Madrid y con su llegada nació la famosa BBC, la delantera de las cuatro Champions, siempre con un protagonismo de Bale que se esfumó tras la final de Kiev.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.