Fuera de la Cancha Radio | Así se convirtió Katherine Tapia en arquera: hoy es figura de América
1455
post-template-default,single,single-post,postid-1455,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Así se convirtió Katherine Tapia en arquera: hoy es figura de América

Así se convirtió Katherine Tapia en arquera: hoy es figura de América

Katherine Tapia escribió este miércoles otra página dorada en el libro de su vida y de su carrera en el fútbol femenino. La arquera del América de Cali fue figura en la semifinal de la Copa Libertadores Femenina al atajar penales cruciales en la definición de la semifinal contra Corinthians de Brasil y llevó a la final del certamen a las escarlatas.

Luz Katherine, nacida en el corregimiento de Las Flores, en Lorica (Córdoba), sigue cumpliendo los sueños como arquera, que tal vez no hubiera alcanzado como defensora central, su primera posición en el fútbol.

Mientras Tapia hacía historia en el estadio Francisco Urbano, de Morón, Argentina; en Chía (Cundinamarca) la veía triunfar el profesor Diego Rodríguez Toro, quien es el entrenador del equipo femenino de Fortaleza, y trabaja en un proyecto con el municipio del centro del país. Él es el responsable de que Katherine se haya puesto los guantes para brillar en el fútbol colombiano.

Katherine llegó a Bogotá en 2012, al Gol Star. Ricardo Rozo, ex entrenador del equipo y de la Selección Colombia, hizo una veeduría por Montería, Cartagena y otras zonas del Atlántico; allí encontró a Tapia, una espigada defensora central. Incluso, el entrenador la llevó a un microciclo del proceso Sub-20 de la Selección Colombia.

Sin embargo, un día conoció a Diego Rodríguez, quien con un simple saludo influyó para que le cogiera cariño a la portería.

“Yo trabajaba a las arqueras del club. El día que la conocí la saludé, le dí la mano y me doy cuenta de que tenía unas manos grandes para el promedio. Le dije: ‘usted no es central, usted tiene que ser arquera’”, recuerda el ‘profe’ Rodríguez.

Poco a poco, en Gol Star la convencieron de entrenar con Rodríguez Toro con las arqueras. “En dos semanas ya trabajaba conmigo y desde el comienzo mostró que estaba hecha para esa posición. Le decía que arqueras como ella no había en el país, pues tenía el biotipo, la estatura y las características necesarias”.

Y no falló en su concepto, pues Katherine mostró todas sus habilidades para cuidar la portería. Salió campeona tres años consecutivos en el torneo de la Liga de Bogotá; se consolidó como arquera y floreció su liderazgo. “Atajó varios penales, aprendió a ser fuerte en los achiques y dejó ver su buena intuición”.

En Gol Star dejaron ir a Katherine porque ella tenía el sueño de ser policía, algo que logró. “Se fue y luego fue que supe que siguió su arquera. Su gol con Nacional, el primero de una portera en la Liga Femenina; ahora su logró con América; la verdad me siento orgulloso de ella, y sé que va a llegar más lejos”, comentó Rodríguez Toro.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
GUARDAR

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.