Fuera de la Cancha Radio | Análisis: Egan Bernal, con el título del Giro en el bolsillo
4324
post-template-default,single,single-post,postid-4324,single-format-standard,ehf-footer,ehf-template-bridge/bridge,ehf-stylesheet-bridge/bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-720
 

Análisis: Egan Bernal, con el título del Giro en el bolsillo

Análisis: Egan Bernal, con el título del Giro en el bolsillo

Egan Bernal está imbatible. Es el mejor corredor de la presente edición del Giro de Italia, es el líder y, al término de la segunda semana y a falta de cinco etapas, tiene la carrera en el bolsillo.

(Le recomendamos: Emotiva celebración de Egan con María Fernanda, su novia, tras triunfo)

entró a la meta, lanzó el puño al aire, tuvo tiempo hasta para quitarse la chaqueta, enrrollarla, llevarla a la parte de atrás de la camiseta, estirar los brazos, levantarlos y lanzar el grito de “Sí”, metros antes de cruzar la raya de sentencia en Cortina d’Ampezzo, en su segunda victoria de esta edición y la 31 del ciclismo colombiano en la carrera rosa.

Le puede interesar: (¡Inmenso! Egan, otro golpe de autoridad: más líder del Giro)

Bernal no cree en nadie. En el podio estaba feliz. Se puso la camiseta blanca del mejor joven, luego salió por la rosada de líder, tomó la flores y se las entregó a su novia, María Fernanda, quien lo acompaña en esta aventura llamada Giro de Italia 2021, la misma que tendrá este martes  un día de descanso y arrancará el miércoles para su parte final.

La ventaja es cómoda. Ayer, tras el recorte de la etapa por mal clima, la misma que pasó de 212 km a 153, el ciclista del Ineos se dio cuenta que sus rivales no venía bien, que Aleksandr Vlasov pinchó, que Simon Yates perdió la rueda, que Hugh Carthty tampoco estuvo a su lado y que Damiano Caruso no era su rival, prendó el turno y se fue en solitario en busca de aumentar las diferencias.

Bernal es el dueño del Giro, mando sin atenuantes. No ha tenido un contrincante serio que lo haya puesto contra la pared y él se ha mostrado imbatible, ambicioso, fuerte, muy fuerte y lo que ha hecho es hacer ver a sus ‘enemigos’ pequeños, casi que insignificantes, rivales que ya doblaron el brazo y que anunciaron que desde ahora lucharán por el podio.

“La victoria está un poco lejos ahora, pero el podio todavía está a nuestro alcance, es accesible, así que mantendremos la cabeza en alto”, advirtió Yates, quinto en la general a 4 minutos.

(De interés: ¡Impresionante! Egan es el hombre récord del Giro 2021)

Egan Bernal

Egan Bernal.

¿Y ahora?
Sin duda que el corredor de 24 años es el gran dominador de la carrera. Eso lo ha demostrado en lo que va de la carrera, desde la primera semana viene dando golpes de autoridad y a eso hay que sumarle que no tiene con quién pelear.

Ninguno de los que llegaron con él cerca en la general a esta altura de la carrera no tienen con qué, ni le siguen el paso. Bernal en la montaña ha dado muestras de ser imbatible, nadie lo ha podido derrotar y ahí ha marcado la gran diferencia.

“Lo que ha hecho es importante para él y para el equipo. El Giro no se ha acabado, pero es clara la superioridad de Egan”, le dijo a EL TIEMPO Oscar Freire, tres veces campeón Mundial de Ciclismo.

(Lea también: El mensaje de Duque a Egan Bernal tras ganar la etapa 16 del Giro 2021)

Son muy marcadas las diferencias en la clasificación general. Hoy, Egan Bernal está vestido de rosado y a falta de cinco competencias, pues es muy marcada la distancia para decir que es el claro ganador, pero hay que tomar esto con calma.

“Debe de estar tranquilo. Tiene la diferencia a su favor, es el líder, es superior y debe de ir con calma en busca del título”, señaló Freire.

Ya le lleva 2 minutos 24 segundos a Caruso, tiene 3 min 40 s sobre Carthty y 4 minutos 18 segundos a Vlasov, el tiempo es más que suficiente para ganar la carrera.

(Además: Los colombianos que han sido líderes del Giro)

Físicamente es el mejor, deportivamente no hay dudas, y debe ser el gran campeón de la carrera, la misma que tiene en la alforja, pero falta cumplir con el recorrido y vienen etapas mucho más complicadas.

“Me sentí bien. Tengo una buena diferencia, pero el Giro no se ha acabado. Faltan varias etapas y la contrarreloj. Tengo que recuperar bien y no hay nada definido”, declaró un líder serio, que impresiona por su madurez a sus escasos 24 años.

Bernal no ha tenido el mal día, pero si mantiene la forma es seguro que nadie lo podrá superar. A parte de su calidad y de su forma tiene de aliada a su ambición. Con el tiempo que llegó a esta etapa recortada era fácil ir a la defensiva, pero no fue así.
Cuando vio que sus rivales no iban, que las fuerzas se agitaban, lanzó un ataque fulminante, coronó la Cima Coppi y en la bajada se defendió.

Ojo, el Giro es una carrera distinta a todas. Todos los días pasa algo. Un ejemplo, en la fracción del domingo, tranquila, sin afanes, y se presentó una caída al comienzo de la misma y ahí se fue de la competencia Emanuel Buchmann, quien era sexto en la general.

Las jornadas que restan tres de ellas de alta montaña, pueden ser traicioneras, porque en el Giro usted puede ganar hoy dos o tres minutos, pero mañana puede perder cuatro, cinco y más. ¿Casos? Simon Yates en el 2018.

Queda la contrarreloj, pero con estas diferencias, nada qué hacer. Bernal no ha ganado el Giro, pero lo tiene en el bolsillo.

Lea también: (Así van los colombianos en las clasificaciones del Giro de Italia)

Lisandro Rengifo
Redactor de EL TIEMPO
@lisandroabel

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.